Fin de semana reivindicativo en Sariñena

Además de la manifestación contra el lobo en Aragón, Sariñena ha sido el municipio escogido por Apudepa (Asociación Pública  para la Defensa del Patrimonio Aragonés) y Os Monegros para organizar dos actividades referentes a La Harinera y a La Cartuja de Las Fuentes, realizando visitas y conferencias con el objetivo de  dar a conocer su valor y estado actual, así como debatir posibles fórmulas de uso y mantenimiento.

Así, el sábado por la tarde se llevó a cabo una jornada que reunió al mundo académico con asociaciones y con otras experiencias recientes como las de la Harinera de Casetas, “para pensar en el futuro de la Harinera”, ha señalado Joaquín Ruíz, representante de Os Monegros y miembro de Apudepa, que informaban sobre este patrimonio industrial con una visita al edificio y una charla debate sobre las posibilidades de conservación y puesta en uso del edificio, en el que participaron Pilar Biel Ibáñez, experta en patrimonio industrial de la Universidad de Zaragoza, Belén Boloqui, miembro de APUDEPA, y Naira Gallardo, del colectivo “Métete en Harina”, encargado de la preservación de la Harinera de Casetas (Zaragoza).

“Un edificio excepcional tanto en su conjunt como en su maquinaria, con su propia esencia”, señalaba Biel que junto a Boloqui y Gallardo expusieron propuestas para dar un uso público e integrarlo en la población.

Cabe recordar que la Harinera Monegros se cerró en 2012 para pasar a manos privadas y gracias a la ciudadanía, el Gobierno de Aragón catalogo el edificio para su protección y donde destacan, además de toda la maquinaria que posee, los siete molinos de harina de la marca Hermanos Buher, de madera y hierro fundido, que tienen un siglo de antigüedad.

El domingo por la mañana, Apudepa y Os Monegros acompañados por  la plataforma Salvemos La Cartuja organizaban la romería ciudadana a la Cartuja de Las Fuentes, conservando así la fecha del primer domingo de junio y cuyo objetivo es  “mantener la implicación de la sociedad civil con el cenobio, esto no acaba porque la administración la haya comprado, debemos mantenernos pendientes de nuestro patrimonio, porque es obligación de todos conservarlo y darlo a conocer”. De esta manera, se invita a todo el mundo a disfrutar de las visitas guiadas y de los avances en las obras de restauración llevadas a cabo por la Diputación Provincial de Huesca.