Fallece un vecino de Castro Urdiales al caer en el Pico Infiernos

Sobre las 12’30 horas se ha recibido una llamada del Guarda del Refugio de Bachimaña en la central 062 a través de 112, informando de que un montañero se había precipitado en el Pico Infiernos, tm. Panticosa.

Se dirigen al lugar personal de EREIM de Panticosa, SEREIM de Jaca, Unidad Aérea de la Guardia Civil con base en Huesca y médico 061.

Se localiza al accidentado a unos 100 metros del fondo de una canal de nieve por la que se ha precipitado, en una zona con gran cantidad de nieve y muy vertical, el médico únicamente puede acreditar su fallecimiento. El fallecido es trasladado en helicóptero a la helisuperficie de Panticosa y de allí al depósito de cadáveres de Jaca a la espera de la autopsia.

Se trata de un hombre de 63 años vecino de Castro Urdiales, el cual ha resbalado por un nevero y se ha precipitado por una canal de nieve unos 100 metros, en el momento del accidente portaba piolet y crampones.

AVISO IMPORTANTE:

Desde la Guardia Civil de Huesca se vienen reiterando las medidas de seguridad y equipación que se deben adoptar cuando se vayan a realizar actividades en montaña y en especial en alta montaña donde este año todavía hay acumulada mucha nieve.

En lo que llevamos de verano se han producido en el mismo punto del Pico Infiernos tres accidentes dos de ellos graves y el último en el que ha fallecido un montañero, el motivo puede deberse a que se accede al Pico Infiernos con cierta facilidad desde los Ibones Azules y con el fin de realizar la ruta circular y no regresar por el mismo camino que es más largo, se desciende por la canal suroeste de los Infiernos que otros años se encontraba limpia de nieve, pero este año debido a la abundancia de ésta se hace imprescindible el uso de material técnico para este medio, que son piolets y crampones y conocer el uso adecuado de este material y saber realizar las maniobras de auto detención, del mismo modo en todas las actividades de alta montaña el uso del casco se hace imprescindible, ya que gran parte de los accidentados con heridas en la cabeza podrían haber evitado las mismas si hubieran portado el casco.