Estufas y chimeneas de bioetanol – Calor y decoración para el hogar

Las estufas y chimeneas de bioetanol serán uno de los productos estrella en los hogares españoles en la temporada de otoño-invierno de este 2017.

Las estufas de bioetanol son una fuente de calor independiente del sistema de calefacción general de una casa que aportan 2 ventajas a sus usuarios.

La primera de ellas es a nivel decorativo. Una estufa o chimenea de bioetanol aporta un toque elegante a la estancia en la que se coloque.

Las chimeneas de bioetanol son muy utilizadas en salones, ya que es el lugar de la casa destinado a pasar más tiempo por parte de las familias y también en el que se reciben a los invitados. El toque de distinción que aporta el fuego a cualquier salón es innegable. Con las chimeneas de bioetanol se puede conseguir sin necesidad de salida de humos, obras ni instalaciones complejas.

La segunda ventaja es a nivel de temperatura. Las estufas de bioetanol son independientes de cualquier sistema de calefacción y producen un aumento de entre 2 y 5 grados de temperatura en un salón grande.

El aumento de temperatura irá en función del tamaño de la chimenea y de su potencia calorífica. Las chimeneas pequeñas de suelo o sobremesa, con depósitos pequeños y una autonomía entre 30 minutos y una hora, generan un aumento de temperatura de 2ºC aproximadamente.

Chimenea de bioetanol de suelo

Por su parte, las chimeneas de pared, que cuentan en general con depósitos más grandes y potencias caloríficas mayores, pueden aumentar la temperatura de un salón grande en torno a 5ºC.

Las chimeneas de bioetanol se encienden de forma sencilla y empiezan a calentar el ambiente de forma casi inmediata. Como es lógico, cuando mayor sea la estancia más tardará en propagarse el calor por toda ella. Pero la sensación de calor al lado de la chimenea se empieza a notar nada más encenderla.

Aunque el lugar más habitual para ver una chimenea de bioetanol es el salón, cada vez más personas apuestan por colocarlas también en habitaciones, oficinas e incluso en exteriores.

Durante los días menos fríos de otoño no se suele recurrir al encendido de los sistemas principales de calefacción. Por eso, contar con un sistema de calor secundario como son las chimeneas de bioetanol, es una importante ventaja de cara a calentar determinadas estancias y a disfrutar de un ambiente agradable y cálido.

También hay chimeneas de bioetanol perfectas para exteriores, están adaptadas para mantener el fuego al aire libre.

Chimenea de bioetanol para exteriores

¿Cuánto consumen las estufas y chimeneas de bioetanol?

El consumo depende de la calidad del depósito y de la intensidad de llama que queramos. Hablando de una media, una chimenea de bioetanol consume entre 0,3 y 0,4 litros a la hora. Si utilizamos bioetanol de calidad no se producen olores durante la combustión y conseguiremos una llama muy realista, similar a las de las estufas de leña o pellets. Existen también chimeneas de bioetanol con aromaterapia,

Un litro de bioetanol cuesta en torno a 3€. Con 1 litro de bioetanol podremos tener nuestra chimenea encendida en torno a 2 horas y media o 3 horas.