Empezar a invertir: estrategias y sistemas

Para invertir en cualquier proyecto, idea o empresa que esté cotizando en bolsa hay que tener unos conocimientos básicos, si no los tenemos podemos precipitarnos a un mundo de pérdidas. Para evitar eso, aunque los riesgos siempre estarán presentes, en este artículo hablaré sobre algunas de las estrategias más conocidas y sobre las tendencias que afectan al ecosistema de las inversiones, con especial hincapié en las tecnologías digitales que de alguna manera u otra van marcando la agenda económica.

Aprender a invertir en bolsa

Para moverse como pez en el agua del mundo de la inversión es fundamental aprender el proceso de inversión, para ello hay que comprender una base de nociones elementales como, por ejemplo, gestionar los posibles riesgos que puedan surgir de una operación bursátil, aprender a encontrar oportunidades para inversión, hay que mejorar la gestión de las emociones y sobre todo aprender a pensar con probabilidades. Se trata de ser bueno con las estadísticas, como si de un jugador en un casino se tratara para maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas, aunque no todo son estadísticas en las inversiones ya que el conocimiento del mercado, la capacidad de análisis y la experiencia son factores muy influyentes para llevar a cabo una buena inversión.

Normalmente, los aprendices hacen sus inversiones en modo simulación, hay muchas plataformas de inversión que permiten primero entrenarte en un modo en el cual no pierdes dinero en el mundo real, pero si que pierdes en lo moral. Para convertirse en un buen inversionista o trader, como dicen en inglés, hay que mejorar con la práctica para pasar de la simulación al mundo real y así evitar caer en errores de estadísticas y mercados. Uno de los puntos más invisibles para una correcta operación en bolsa es el control de las emociones, y aunque esta faceta no se lleve del todo bien, con la práctica el inversionista podrá demostrar que ganará más dinero del que pierde. Obtener un sistema de éxito desde el aprendizaje y la práctica es el objetivo en el que se debería de enfocar el nuevo inversionista para reconocer oportunidades en donde invertir.

La reina de las estrategias: Martingala

Como he mencionado anteriormente, la clave del éxito está en tener un sistema o estrategia de éxito o que por lo menos arroje más oportunidades de crecimiento que riesgos. Entre los sistemas que más reconocidos están por parte de los inversionistas es la estrategia de Martingala o en inglés Martingale. Este sistema fue introducido por el matemático francés Paul Pierre Levy y se hizo muy popular en el siglo XVIII. Esta estrategia tiene su origen como estilo de apuestas basado en la premisa de "doblar hacia abajo".

La practica más común de la estrategia de Martingala tenía lugar en las salas de juego de los casinos de Las Vegas, en Estados Unidos de América. Es la razón principal por la cual los casinos ahora tienen los mínimos y los máximos de apuestas, y por qué la ruleta tiene dos marcadores verdes (0 y 00) además de las apuestas impares o pares. Uno de los inconvenientes, recogidos en la web de Betway, es que no hay premios asegurados y puede que te quedes sin dinero tras 6 o 7 jugadas en la ruleta, aun así, es cuestión de probabilidad ya que quizás tras 3 tiradas puedes recuperar lo invertido inicialmente. Esta estrategia al igual que sirve para jugar a la ruleta del casino también puede ser utilizada para las inversiones en bolsa o en otro tipo de proyectos, por ejemplo, esta estrategia funciona muy bien en los mercados FOREX de intercambio de moneda porque al contrario que en los mercados de stock, las monedas nunca bajan a niveles cercanos al 0, por lo tanto aquí habría una oportunidad de ganancias si no en el corto plazo, al largo.

Existen otros sistemas bastante conocidos para la inversión, sobre todo en la bancaria como las que se recogen en la plataforma de Raisin, y que son utilizados en el mundo de los juegos de casino donde son muchos los paralelismos debido a la naturaleza económica de ambos sectores. Una de las estrategias que también funcionan es la conocida como la secuencia de Fibonacci creada por Leonardo Pisano Bigollo. Este matemático italiano nacido en 1170 ideo una formula muy sencilla, una secuencia de números donde cada uno de ellos estaba compuesto por la suma de los números anteriores. Aplicándolo a la inversión económica, se debería de invertir una unidad para luego invertir la suma de la anterior, si se gana se vuelve a invertir la suma de dos veces antes y si se pierde se sigue con la secuencia de sumas. Otra estrategia es la conocida como la estrategia de Paroli en la que se aconseja doblar la inversión si se gana y reducirla a la primera inversión realizada si se pierde, este sistema es conocido también como la estrategia opuesta a Martingala.

Como puedes leer en este artículo, para alcanzar el éxito en las inversiones hay que tener una estrategia bien trabajada y experimentada con antelación, además de ser necesario conocer los mercados y tener un sexto sentido para invertir tu dinero.