El VII Curso de Trompeta y Trombón de Leciñena se despide con un balance muy positivo y éxito organizativo

La entrega de diplomas y un gran concierto de clausura en la iglesia del Santuario de Nuestra Señora de Magallón pusieron el sábado el broche final a una intensa semana de enseñanza musical y de convivencia.

lecinena7Con abrazos, rostros llenos de ilusión y con la promesa de volver a coincidir el próximo verano se despedían este sábado los 54 participantes del VII Curso de Música Trompeta y Trombón que se ha desarrollado durante toda la semana en Leciñena. Desde Martín que con 10 años se ha inscrito por primera vez, junto a Lola que con la misma edad repite en trombón, y son los más pequeños del curso, hasta Javier que con 28 años se animó este año a participar. Los 54 alumnos y alumnas del curso, junto a sus profesores, se despidieron por todo lo alto con un concierto de clausura en la iglesia del Santuario de Nuestra Señora de Magallón de Leciñena.

Este edificio histórico y emblemático de Los Monegros ha sido el marco en el que durante seis días se ha alojado y ha seguido las clases el alumnado y es, en buena parte, junto a la calidad del profesorado, la clave de que el Curso haya sido de nuevo un éxito. Prueba de ello son los resultados que se pudieron apreciar el jueves durante el concierto al aire libre que ofrecieron en la plaza de Leciñena y también el de clausura que llenó la iglesia de público, que siguió con mucho interés y aplausos todas las sobresalientes actuaciones.

En la clausura y entrega de diplomas participó el profesorado, así como el alcalde de Leciñena, Gonzalo Gavín, y el consejero comarcal de Educación y Cultura, Rafael Uriol, quienes agradecieron a todo el equipo docente y a los padres y madres de los alumnos el esfuerzo y la labor que realizan para contribuir a que el curso se haya convertido en un referente de la enseñanza de la trompeta y el trombón en España. Además del entorno y de la calidad del profesorado, otra de las razones del éxito del curso es el formato organizativo, ya que se estructura a semejanza de un campamento de verano en el que se realizan de forma intensiva las clases para nivel elemental, medio y superior que se compaginan con actividades lúdicas y deportivas, por lo que el grupo se convierte en una gran familia. “Gran parte del alumnado repite año tras año, lo que es la mejor prueba del alto grado de satisfacción del curso”, señala el director del mismo, Pablo López.

Organizado por la Comarca de Los Monegros y el Ayuntamiento de Leciñena, y patrocinado por STOMVI, en la modalidad de trombón, el curso está dirigido por Francisco Javier Gonzalo Ciria, y por Pablo López en el área de Trompeta. Completan el equipo docente Enrique Rioja Lis, Javier Murillo Sanjuán, Sergio Guarné, Ximo Vicedo, Jorge Layana, Arturo García, Juan Manuel Real y Carlos Gil. En esta ocasión, de nuevo se llenaron todas las plazas disponibles con alumnado procedente de Aragón, Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco y Cantabria. Se da la circunstancia de que se han incrementado los alumnos de localidades monegrinas y en esta sexta edición había siete matriculados de Grañén, Lalueza, Tardienta y Sariñena, lo que ha valorado el consejero comarcal de Educación de forma muy positiva, al tiempo que ha renovado la apuesta de la Comarca de Los Monegros por este curso especializado, que cuenta con más de un 80 % de fidelidad en las matrículas y que, tras el positivo balance, ya está pensando en la organización de la próxima edición, que será la octava.