El verano, crucial para el Huesca

Tras su ascenso a Primera, los aragoneses están inmersos en plena remodelación de la plantilla, aspecto clave para conseguir la próxima temporada la permanencia en la máxima categoría.

Uno de los momentos más importantes para que la temporada que viene la Sociedad Deportiva Huesca logre permanecer en LaLiga Santander es el verano y su acierto en las nuevas incorporaciones. Desde la secretaría técnica del club se está trabajando duramente para poder concretar cuanto antes la plantilla con la que Leo Franco afrontará la primera campaña del Huesca en Primera División, en la cual los aragoneses esperan cumplir con los pronósticos de bet365 que recomiendan apostar online a que los aragoneses salvarán la categoría, siendo este su objetivo prioritario.

Por el momento, uno de los cambios más importantes realizados en el club ha sido precisamente la del entrenador. Joan Francesc Ferrer, más conocido como ‘Rubi’, decidió aceptar la oferta del Real Club Espanyol, por lo que se trabajó rápido y bien en la contratación de un nuevo técnico capaz de llevar al equipo en su primera experiencia en la máxima categoría del fútbol español, siendo el encargado de ello Leo Franco.

El argentino se estrenará como entrenador en un Huesca donde el mérito del ascenso ya ha sido todo un logro para el equipo. Eso sí, los precedentes de los dos últimos conjuntos que debutaron en LaLiga Santander, Leganés y Girona, conducen al optimismo a una afición que espera poder disfrutar la campaña que viene de la permanencia.

Leo Franco está diseñando la plantilla junto con Emilio Vega, a la vez que planifica una temporada que espera que sea histórica para el club. Por el momento, ya se han confirmado ciertos movimientos, como el alta de Jorge Miramón o la salida de Jair Amador. El primero vendrá a rellenar la posición del lateral derecho desde Reus, mientras que el segundo se ha marchado a Israel para jugar en el Maccabi de Tel Aviv.

Otro de los capítulos importantes para el club es el de las cesiones. En ese aspecto, el Huesca ha cerrado ya la presencia por una temporada más del colombiano Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández, jugador que pertenece al Watford. Además, el extremo del Real Betis Balompié Álvaro Vadillo dejará el equipo en una más que posible vuelta al conjunto verdiblanco tras sus dos campañas en Aragón.

También parece que Vega estaría pensando en hombres experimentados en Primera que le dieran esa serenidad al equipo en los momentos más complicados. Uno de los posibles candidatos para reforzar al cuadro oscense es Jorge Molina, delantero del Getafe de 36 años que ha perdido protagonismo en la temporada y que estaría muy interesado en marcharse a otro equipo de La Liga.

Además, la llegada de Leo Franco al banquillo azulgrana podría propiciar negociaciones de jugadores en Argentina, pues el entrenador es toda una institución en su país. Por el momento, se está tratando de agilizar con San Lorenzo el tema de Ezequiel Ávila, pero este podría no ser el único movimiento que haga el Huesca allí, pues el nuevo entrenador aragonés entiende y mucho de ese fútbol. Aunque de momento solo son especulaciones y lo que está claro es que el Huesca necesita estar muy hábil este verano para acertar con los fichajes de su estreno en Primera.