El sobrino-nieto de Borguñó visita "El triunfo del Arte" en Espacio Pirineos de Graus

Espacio Pirineos presenta durante los próximos días novedades en sus exposiciones permanente y temporal. Durante todo el mes de mayo el centro plantea una jornada continua de puertas abiertas a la remodelación efectuada en espacios y contenidos de su exposición permanente. Y por lo que respecta a El triunfo del arte. El Orfeón de Graus, 1914-1918, la muestra recibe mañana miércoles 4 una visita muy especial, la de Jordi Borguñó Saiz, sobrino-nieto del creador y director del Orfeón Manuel Borguñó. En otro orden de cosas te recordamos que el festival NOCTE estará presente el viernes 6 en la jornada Otras miradas hacia las artes de calle del veterano festival FIT de Villarreal. Más información en la página web www.espaciopirineos.com y las páginas facebook de Espacio Pirineos y Cultura de Graus.

4d579989f459a06bb4be6c39e1df5046_L

Este miércoles 4 Jordi Borguño Saiz, sobrino-nieto del que fuera creador y director del Orfeón de Graus Manuel Borguñó, visita la exposición "El triunfo del arte. El Orfeón de Graus, 1914-1918". Jordi Borguño  es autor del blog "Ánimas acústicas" y estrecho colaborador de esta gran muestra, que sigue visitable en Espacio Pirineos hasta el próximo sábado 21 de mayo.

Entre mayo de 1914 y noviembre de 1918 el pedagogo musical catalán Manuel Borguñó crea, forma y dirige el Orfeón de Graus, un nutridísimo coro mixto cuyas más altas cotas artísticas serían los conciertos interpretados en Zaragoza en junio de 1915 y en Barcelona en octubre de 1916. Como conmemoración del centenario de esos conciertos en el Palau de la Música Catalana, el Teatro Goya y el Palacio de Bellas Artes de Barcelona, el Ayuntamiento de Graus y el centro Espacio Pirineos han realizado una gran exposición documental y fotográfica que podrá disfrutarse en el centro cultural grausino hasta el próximo 21 de mayo. La muestra abre la décima temporada del centro Espacio Pirineos e irá acompañada y seguida de diversas acciones dedicadas a celebrar la memoria del Orfeón de Graus, con la ayuda de otras instituciones y colectivos.

La exposición presenta ciento dos piezas contemporáneas al Orfeón, de las que más de la mitad son documentos, libros y partituras, además de una treintena de fotografías y algunos objetos del máximo interés, como el estandarte del Orfeón y seis de las corbatas que le fueron impuestas en sus conciertos de Zaragoza y Barcelona.

El Orfeón de Graus constituyó todo un fenómeno artístico en su época, pero también social, agrupando en una misma formación a unos 150 coristas, hombres y mujeres, adultos y niños, de cualquier extracción social y tendencia política. En esos pocos años ejecutarían en Graus más de sesenta conciertos y zarzuelas, fundamentalmente en el Ideal Cinema. La junta del Orfeón era una más entre las autoridades civiles de la villa, y asistía a todos los acontecimientos reseñables del momento. Fuera de Graus el modelo fue aplaudido desde el primer momento, considerándose muy meritoria la labor realizada por Borguñó, que tras su etapa en Graus desarrollaría una larga carrera profesional en defensa de la pedagogía musical desde la escuela.