El segundo congreso Hecho en los Pirineos echa a andar para ser la referencia del producto y la gastronomía pirenaica

Tras superar el año pasado las expectativas, el Congreso del producto y la gastronomía de los Pirineos trabaja en una segunda edición que ya tiene fechas, se celebrá del 23 al 26 de marzo del próximo año en la ciudad de Huesca con un modelo que buscará la complicidad de los consumidores y del público en general a lo largo de los dos primeros días y el resto estará reservado para el trabajo entre los profesionales. Antes, este jueves y el viernes en la localidad francesa de Lourdes tendrá lugar un encuentro gastronómico, como parte del proyecto Hecho en los Pirineos, con cerca de 30 puestos de productores y demostraciones de cocineros de ambas nacionalidades que coincidirán con el Tour de Francia.

El Congreso Hecho en los Pirineos de 2019 quiere volver a reunir a todos los agentes que están dentro de la cadena de valor de la gastronomía pirenaica, es decir, productores, cocineros y consumidores y empresas hosteleras y comercializadores de ambos lados del Pirineo Central, que se presenta como uno de los de mayor producción agroalimentaria y más diversidad a nivel mundial. Es una de las principales acciones de cuantas se están llevando a cabo con el Poctefa desde la AECT HP-HP, impulsada por la Diputación Provincial de Huesca y el Departamento de Altos Pirineos, acompañados por el Ayuntamiento de Huesca y la Cámara agraria francesa.

En una reunión entre la Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho, y quienes estarán al frente de la parte técnica del congreso, Pedro Salas, director del proyecto Hecho en los Pirineos, y Fernando Blasco, gerente de la sociedad TuHuesca, Fernando Blasco, se han dejado sentadas las bases del programa que se desarrollará en la primavera del año que viene. Con una feria agroalimentaria y un congreso unidos, lo que busca esta cita transfronteriza es dar a conocer los productos que se elaboran con la vista puesta en facilitar las relaciones comerciales entre la vertiente francesa y la provincia altoaragonesa porque, como señalan, “el reto está en que producir materia prima no es suficiente, es necesario transformar, investigar y también distribuir”.

Por primera vez, se otorgará el premio Cocina de los Pirineos a los restaurantes de ambos lados que mejor representen la gastronomía pirenaica. A lo largo de los cuatro días, en el Palacio de Congresos de Huesca se contará con demostraciones de la cocina de Huesca y Altos Pirineos y tendrán un destacado papel las escuelas de cocina. Habrá una feria con exposición y venta de productos que apostará por una mayor profesionalización, de manera que se realicen visitas guiadas y encuentros personales entre productores e interesados en el sector. El Congreso también tiene ya su imagen, obra de Veintiocho Estudio Creativo, que pone el Pirineo en la mesa y pretende ser reflejo del recorrido que va desde el campo y la producción hasta llegar a lo que es el turismo gastronómico que convierta a Huesca en el centro de la marca Pirineos y vincule la gastronomía al desarrollo rural.

Todos estos ingredientes son el punto de partida de esta segunda edición que también pretende dar continuidad a lo que ya se debatió y analizó en el primer congreso donde se puso de manifiesto el enorme potencial investigador en la agroalimentación aragonesa o cómo los aspectos nutricionales se integran en la gastronomía. En la cita de 2016 se avaló la consolidación de los vinos blancos del lugar; el Ternasco de Aragón como producto local; la larga tradición en dulces y helados en constante actualización; la consolidación de la trucha, el esturión y el caviar como productos pirenaicos; desde Francia llegó la cultura del pato y del foie; la interrelación entre lo sólido y lo líquido; el retorno de las salsas; el buen uso del arroz crecido con las aguas del deshielo para las preparaciones asiáticas; y productos como las setas y la trufa en la cocina y para asentar población en el territorio.

Encuentro gastronómico en Lourdes

Mientras en la provincia siguen los Mercados agroalimentarios en la calle, tendrá lugar la primera cita en Francia con dos jornadas en las que, además de los puestos de productores, habrá showcookings con cocineros profesionales franceses y aragoneses, entre los que estarán Toño Rodríguez, Nerea Bescós y Alfredo Cajal.

Como peculiaridad, el jueves por la noche tendrá lugar una velada que permitirá que los paseantes se sienten en unas mesas colocadas junto a los puestos para poder degustar allí mismo los productos que hayan comprado. Para facilitar la acción, se repartirá un kit de pícnic para disfrutar de lo adquirido en el mercado agroalimentario.

El viernes por la mañana, Lourdes será el escenario desde el que se vea cómo parten los participantes del Tour de Francia. Así, los ciclistas tomarán salida alrededor del mediodía desde una zona aledaña al epicentro de este encuentro para disfrutar de una etapa decisiva en la clasificación final. La etapa parte de Lourdes para recorrer los más de 200 kilómetros que la separa de Laruns, en los Pirineos Atlánticos. En ese trazado esperan auténticos clásicos de la carrera gala como el Col du Tourmalet, punto considerado por muchos aficionados y profesionales como uno de los más duros.