El público se reencuentra con el payaso Marcelino en varias iniciativas que lo devuelven de Nueva York 90 años después para ocupar su lugar histórico

Retrato MarcelinoOrbesEl payaso Marcelino Orbés triunfó en los escenarios de medio mundo a principios del siglo XX portando como única herramienta su talento innato para provocar la risa. Marcelino salió de Jaca y llegó donde no lo había hecho ningún otro cómico español, inspirando a artistas internacionales como Keaton o Chaplin, que siguieron su estela en el mundo de la comedia. Una vida sembrada de éxitos que, sin embargo, entra en declive al mismo tiempo que el circo como espectáculo de masas y termina con su trágico final y su posterior olvido, hasta ahora.

Desde diferentes ángulos artísticos, académicos y culturales, a partir del mes de noviembre Marcelino Orbés recupera el lugar que le corresponde en la memoria colectiva como el gran cómico y talentoso payaso que un día fue a camino entre Jaca y Huesca. Así presentaban este programa la responsable de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, Berta Fernández, y la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jaca, Olvido Moratinos, ambas administraciones públicas están al frente de la organización de unas iniciativas donde confluyen los esfuerzos de distintas personas, colectivos y entidades como la Universidad de Zaragoza y se cuenta con la participación del payaso y profesor Marino Clown (Pablo Álvarez) y otros clowns internacionales, el profesor Alberto Sabio o el periodista Mariano García, a la vez que el investigador Víctor Casanova y el cineasta Jesús Bosque trabajan en la  exposición de la DPH que brindará la mayor retrospectiva hecha sobre su vida a partir del 30 de noviembre en Huesca.

En este sentido, Berta Fernández ha afirmado que “buscamos una visión poliédrica, más completa, de lo que es la figura del payasoDPH_PresentacionMarcelinoOrbes_octubre2017 PABLO OTIN Marcelino” y donde “están la gran mayoría de las personas que han abordado su vida y obra”. Se refería al trabajo de la Diputación que también ha consistido aunar esfuerzos y poner en contacto a las personas que estaban trabajando en la figura del cómico “para crear una serie de sinergias y de lazos que permitieran un programa conjunto que incluyera también a las instituciones que estaban interesadas en el proyecto”, ha señalado. Para ello, la responsable provincial de Cultura también se ha remontado a hace una década y a la labor del periodista Mariano García Cantarero, quien sacaba a la luz esta historia.

Al finalizar el programa en Jaca tomará el testigo la capital altoaragonesa, donde la Diputación Provincial de Huesca abrirá una gran muestra y otra serie de propuestas para volver a poner su vida y su obra donde pertenece: bajo los focos y sobre las tablas, a la vista de todos. La exposición presentará al público esta figura altoaragonesa e internacional, indagando en sus claves artísticas y personales.

Un jacetano universal: de Jaca a Nueva York

Nacido en la calle Castelar y de familia jacetana, Isidro Marcelino Orbés (Jaca 1873 – Nueva York 1927)  fue considerado el mejor payaso del mundo en los primeros años del siglo XX, aunque su recuerdo no ha llegado hasta nuestros días. Ahí ha incidido la teniente de alcalde de Jaca, Olvido Moratinos, que ha calificado de “responsabilidad por parte del Ayuntamiento dar a conocer a uno de los jaqueses más internacionales y por eso lo hemos querido devolver de Nueva York a Jaca”.

Para hacer de la presencia del payaso Marcelino una constante en la vida pública del lugar que le vio nacer, Olvido Moratinos, quien ha estado acompañada por la técnico municipal de Cultura, Teresa Lacasta, ha adelantado que el domingo 5 de noviembre, cuando se cumplen 90 años de su fallecimiento, se procederá a titular con su nombre el parque infantil del Barrio Norte de Jaca. De la misma forma, ha apuntado que ese fin de semana verá la luz la investigación que el Ayuntamiento de Jaca encargó a la Universidad de Zaragoza y que están realizando Alberto Sabio y Víctor Casanova.

Las actividades en Jaca se prolongarán durante el mes de noviembre, darán comienzo el próximo fin de semana con un programa que conjuga un acercamiento más académico en un ciclo de conferencias con la parte más artística basada en espectáculos, exposiciones y talleres.

El Encuentro Internacional de Clowns trae consigo a diferentes artistas del gremio, dispuestos a ensalzar con su talento el recuerdo del payaso aragonés más internacional y también a dar una visión renovada del clown. El encuentro incluye las actuaciones de Janick Sutisna, que deleitará a los asistentes con las exóticas danzas de máscaras balinesas, Marino Clown Company con su espectáculo Family Cabaret, una mezcla de circo, cabaret y oralidad que cuenta las disparatadas aventuras de una peculiar familia en su viaje por Europa. Por último, Taina Mäki-Iso trae a la princesa vikinga Tainuska, que intentará demostrar por todos los medios que es una gran artista, aunque va a necesitar la ayuda de su público.

Las actuaciones se completan con talleres entre lúdico y lo didáctico para iniciar a todos los asistentes en el mundo circense. La mayoría de estos pequeños seminarios se llevarán a cabo con las clases de primaria de algunos centros escolares que tendrán el clown de Pablo Álvarez, y el de Aristide de Souza (Benin) y Taina Mäki-Iso (Finlandia). Uno de los talleres estará abierto a las familias mediante previa inscripción en la Casa de la Cultura de Jaca.

Desde el ángulo didáctico el profesor de historia contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Alberto Sabio, ha coordinado un ciclo de conferencias en las que figuran algunos de los estudiosos de Marcelino, pero para abordar diferentes perspectivas de su historia pero también de lo que rodea a esta profesión. Serán cada viernes del mes de noviembre, a las 20 horas, en el salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca.

Al programa también se suman dos exposiciones en la vertiente más artística, que pretenden adentrar al público en los entresijos de una profesión también desconocida para el gran público. Pablo Álvarez, oscense y clown de reconocido prestigio que ha desarrollado gran parte de su carrera en Finlandia, es el responsable de acercar la historia de esta profesión a través de dos muestras que aúnan diferentes formatos y que han sido producidas por la Diputación Provincial de Huesca. En Antropología del clown, un conjunto de fotografías nos acercan a las muchas caras de los payasos, mostrándonos los diferentes roles que pueden adoptar, que van más allá de la nariz roja y la margarita en la solapa. El payaso social, el payaso grotesco, el payaso vagabundo o el cara blanca del circo son solo algunos de los diferentes roles que se podrán ver. En Creando una sociedad clown se expone el trabajo ganador de la beca Antonio Saura 2016, un proyecto colaborativo con el que se rinde homenaje a la figura del payaso Marcelino a través de una ópera de bolsillo.