El Plan de Acción de Ordesa-Viñamala servirá de referente al conjunto de las reservas de la biosfera a nivel nacional

El II Congreso Nacional de las Reservas de la Biosfera llega a su fin con un éxito en la participación y la apuesta por reforzar la convivencia entre la biodiversidad y el desarrollo socioeconómico

Rada, Muro, Gómez y Villacampa en la clausura del II Congreso Nacional de Reservas de la Biosfera

La directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, ha sido la encargada de clausurar el II Congreso Nacional de las Reservas de la Biosfera, junto al director del Organismo Autónomo Parques Nacionales -del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente-, Basilio Rada; a la presidenta del Consorcio de la Reserva de la Biosfera Ordesa- Viñamala, Carmen Muro; y al alcalde de Torla, Miguel Villacampa.

La directora ha señalado que “ha sido una gran oportunidad poder celebrar este congreso aquí y que ha servido para poner en valor el trabajo realizado por esta reserva, además de reunir a todos los gestores del resto de reservas, al comité MaB de la UNESCO, al organismo autónomo de parques nacionales y a un equipo científico y técnico que diariamente intentan aunar la conservación de la biodiversidad con la realidad de las personas que habitan el territorio”.

Además, la directora se ha referido a la importancia de la elaboración del documento denominado Declaración de Ordesa-Viñamala que “servirá como referente al conjunto de reservas de la red nacional” y la aprobación del Plan de Acción de Ordesa Viñamala 2017-2025 que “supondrá una herramienta para llevar a cabo un modelo socio económico sostenible y que ponga en valor los recursos naturales propios de estas reservas”.

Durante toda la semana, se ha llevado a cabo un completo programa de charlas, reuniones y actividades en torno al desarrollo sostenible, la conservación de la naturaleza y el ecoturismo, que ha reunido a un centenar de responsables en la gestión de estos espacios naturales auspiciados por el Programa MaB de la UNESCO.

En la jornada de hoy, en las instalaciones del Centro de Visitantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido de Torla se ha debatido el Plan de Acción de la Red Española de las Reservas de la Biosfera, coincidiendo con el 40 aniversario de la única Reserva de la Biosfera que posee Aragón, pionera dentro de la Red, la de Ordesa- Viñamala.

La Red Española de Reservas de la Biosfera y la de Ordesa-Viñamala

Una Reserva de la Biosfera es una zona compuesta por ecosistemas terrestres, marinos y costeros, donde se fomentan soluciones para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible.

Estas reservas se encuentran bajo la jurisdicción soberana de los países en los que se encuentran y gozan de reconocimiento internacional, constituyendo “sitios de apoyo a la ciencia al servicio de la sostenibilidad”.

Actualmente existen en el mundo 669 reservas de la biosfera en 120 países diferentes, de las cuales 20 son transfronterizas.

La Red Española de Reservas de la Biosfera está integrada por 48 reservas de la biosfera distribuidas por 15 de las 17 comunidades autónomas, siendo tres de ellas transfronterizas, de las cuales una es intercontinental.

En Aragón, la Reserva de la Biosfera Ordesa Viñamala al igual que el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, son dos figuras de conservación y gestión de espacios naturales pioneras en España. La Reserva Biosfera Ordesa Viñamala fue la segunda declarada en España tras la de la Sierra de Grazalema, ambas en 1977.