El PAR insta a Lambán a que haga llegar a la Generalitat la condena de las pintadas del Aneto y a tomar medidas para evitar que se repita

El Partido Aragonés (PAR) ha presentado en las Cortes una propuesta (PNL) que se debatirá en el próximo pleno de la Cámara, con la que la formación política pretende recabar el apoyo unánime.

Aliaga, Guerrero y Guillén.

En la proposición no de ley el PAR manifiesta su rechazo absoluto a las actitudes y acciones que suponen un ataque a criterios democráticos esenciales y bienes públicos como las ocurridas en el pico Aneto. También en otros lugares de Aragón donde, además, se ha atentado en otras ocasiones contra la integridad territorial, el respeto que merece la identidad de Aragón y contra la consideración de la montaña como espacio de encuentro.

 

El PAR insta a la DGA, a través de la PNL, a respaldar las iniciativas emprendidas para la persecución de estos hechos con las consecuencias que, de acuerdo con la normativa y procedimientos establecidos, se deriven para sus autores y a que haga llegar a la Generalitat su repulsa y condena de estos hechos, instando a la misma para que tome medidas para evitar que se repitan.

 

Rechazo al afán expansionista del secesionismo catalán

 

El presidente del PAR y portavoz de esta formación política en las Cortes de Aragón, Arturo Aliaga, ha reclamado hoy  “unidad política y social” frente al afán expansionista del Secesionismo catalán. “Es indignante para Aragón”. Ese afán expansionista, y el Aneto en particular, supone “una antigua obstinación del independentismo catalán, “un ultraje a los derechos y a las normas de convivencia”. Viene de lejos, ha dicho el líder del PAR quien ha recordado que en 1999 Jordi Pujol convocó las autonómicas de Cataluña desde el Aneto.

 

Con todo y así las cosas, Aliaga ha defendido la obligación de respetar el territorio y no externalizar el conflicto soberanista. “No nos podemos quedar en las palabras”, ha dicho Aliaga, quien ha reclamado el “máximo impulso de la acción política. Y ha recordado  la “vergonzosa tergiversación de la historia que hace  la Generalitat de Cataluña quien mantiene que Miguel Servert, natural de Villanueva de Sijena, es <catalán de la franja>.  Con todo Aliaga ha exigido a la Generalitat catalana que respete “el territorio y la historia de Aragón, que constituyen su identidad”.

 

Antecedentes de la iniciativa del PAR

 

La detección de la agresión cometida contra elementos tan simbólicos como la cruz situada en la cima del pico Aneto y el pedestal de la Virgen del Pilar o la imagen de San Marsial en el mismo punto, ha supuesto la lógica indignación compartida por la mayoría de aragoneses y en particular por los ribagorzanos y los montañeros.

 

Además de los desperfectos que será preciso reparar, restituyendo la cruz y el pedestal a su estado anterior, la gravedad del hecho, en palabras del presidente intercomarcal del PAR en Huesca, Jesús Guerrero, se “incrementa” por la intencionalidad política de pintar de amarillo estos símbolos que son patrimonio común y un bien público. Esa acción incide, por una parte, en los intentos de apropiación territorial de zonas que son aragonesas por parte de una falsa visión pancatalanista de tintes coloniales. “El Aneto es aragonés y, de acuerdo con nuestro carácter y criterio, es de todos aquellos que viven la montaña como un espacio de encuentro”. Los aragoneses, ha declarado Guerrero, defendemos y defenderemos valores como el respeto, la cooperación, la unidad en pos de objetivos beneficiosos para todos, la legalidad constitucional democrática, la concordia, la identidad incluyente, el orgullo y universalidad de ser aragonés, la integridad y reconocimiento que merece Aragón. En consecuencia no toleraremos que se atente contra esas convicciones.

 

Por su parte la diputada del PAR por Huesca en las Cortes de Aragón, Lucía Guillén,  ha lamentado que ese ataque es una “provocación” que pretende generar y trasladar conflicto y división justamente donde la convivencia, vivida durante siglos por los habitantes de estos valles, se mantiene sin problemas e incluso se profundiza con la acogida a miles de visitantes en nuestros días.