El PAR-Huesca pregunta al Gobierno central en el Senado por la ‘posible y positiva’ reapertura del cuartel Sancho Ramírez

El Comité de Huesca del Partido Aragonés ha acordado encomendar a la senadora del PAR, Belén Ibarz, una iniciativa parlamentaria en Madrid dirigida a obtener la confirmación de la voluntad y, en su caso, de los planes concretos del Ministerio de Defensa para la reapertura del acuartelamiento Sancho Ramírez, con el destino de unidades militares que lo utilizarían como base. El planteamiento del comité oscense del PAR recoge y traslada el interés social por esa posibilidad, que el PAR-Huesca respalda por diversas razones como la importancia socioeconómica para la ciudad.

Cuartel-Sancho-Ramírez-Huesca-2017El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés, a través de la senadora altoaragonesa del PAR, ha decidido tramitar una pregunta parlamentaria en la Cámara alta, para respuesta escrita por parte del Gobierno Central, con la intención de concretar y apoyar la perspectiva de que el acuartelamiento Sancho Ramírez, actualmente sin servicio, acoja de nuevo a efectivos del Ejército de Tierra.

El texto de la pregunta señala que “el pasado 1 de enero se cerró el cuartel Sancho Ramírez; actualmente, se está conociendo noticias que pueden resultar esperanzadoras para muchas personas. ¿Qué previsiones tiene el Ministerio de Defensa respecto a la posible y positiva reapertura del acuartelamiento Sancho Ramírez de la ciudad de Huesca para su utilización como base de unidades militares?”.

Según el acuerdo del Comité municipal del PAR, “a pesar del anuncio desde Defensa, en una anterior respuesta escrita a la senadora del Partido Aragonés, acerca de una futura desafectación del cuartel, no se ha tramitado ninguna medida para llevarla a cabo, mientras que se han producido declaraciones de representantes públicos municipales de Huesca y también de la Plataforma de familias directamente perjudicadas por ese cierre, sobre un potencial y próximo destino de nuevas unidades al acuartelamiento”. En opinión del PAR oscense, “esta reapertura resultaría sin duda favorable para la ciudad pero, con toda prudencia, resulta preciso confirmarla por parte del ministerio y conocer los detalles y plazos de la decisión”.  

Para el Partido Aragonés, “a la espera de mayor información, es incuestionable la importancia socioeconómica para esta capital, necesitada de reactivación, que significaría recuperar militares y empleados, con sus familias, del acuartelamiento además de su volumen de consumo y suministros. Junto a ello, destacan los lazos históricos y sociales del Ejército con la ciudad, las adecuadas características de las instalaciones del Sancho Ramírez y su buen estado actual cuyo mejor uso sería militar, las infraestructuras y el entorno de Huesca que son idóneos para la misión e instrucción de unidades, además de los acuerdos de todas las instituciones oscenses, altoaragonesas y aragonesas contra el cierre”.

El PAR-Huesca reconoce así mismo la “perseverancia de la Plataforma, cuyas familias han acogido con expectativas lógicas esa posibilidad” y añade que “por otro lado, será preciso dar respuesta a los equipamientos reivindicados por el barrio del Perpetuo Socorro donde se ubica el cuartel, cuyos vecinos habían planteado la opción de situarlos en su recinto y edificios”.

“El Partido Aragonés -concluye el comité- desplegó una intensa actividad tratando de evitar el desmantelamiento del cuartel y planteando alternativas, como fue la ubicación de la Unidad Militar de Emergencias o quizá otras tropas. Ahora, ante los rumores y falta de noticias oficiales, se trata de corroborar y avalar políticamente ante el ministerio esa posible determinación, beneficiosa para Huesca”.