El operativo de seguridad del XXI Descenso Internacional del Cinca contará con importantes mejoras e innovaciones tecnológicas

El 27 de junio se celebraba en la sala de reuniones de la comarca del Bajo Cinca de Fraga la primera reunión para preparar el dispositivo de seguridad del XXI Descenso Internacional del Cinca en piraguas a celebrar el próximo 26 de agosto en el Bajo Cinca.

En la misma se contaba con la presencia de todos los cuerpos de seguridad, asistenciales y organismos implicados en todo el dispositivo que participaran en toda la prueba, así como el comité organizador del evento.

 A lo largo de la sesión de trabajo se dio un repaso al operativo desarrollado la edición del año 2017, repasando punto por punto todos los aspectos más importantes del propio plan de seguridad e incorporando diferentes cuestiones que mejorarán el conjunto del mismo. También se trazaron las líneas básicas a seguir durante los próximos dos meses con objeto de dejar todos los aspectos listos semanas antes de la prueba.

A principios del mes de agosto se elaborará un informe de la situación del cauce del río y serán los mismos cuerpos de seguridad los que supervisarán el estado del trazado para señalar los puntos donde se deba tener una mayor atención en el transcurso de la prueba deportiva.

 Para esta edición se espera una alta participación tanto en palistas de la modalidad popular como en la federada, lo que conllevará también una gran cantidad de público y tráfico en el trayecto del Descenso del Cinca a lo largo de toda la mañana, que en las últimas ediciones ha tenido un incremento importante a lo largo de todo el recorrido.

Se mantiene la ubicación del puesto de mando y CECOP en la línea de llegada en Mequinenza, optimizando de esta forma los recursos y facilitando una respuesta rápida de cualquier componente del dispositivo de la forma más eficaz.

Unido a ello se está trabajando con diferentes plataformas que permitan el día de la prueba toda la geolocalización por GPS de los recursos humanos distribuidos en el trayecto, de forma que se podrá saber en tiempo real su ubicación en el mismo y el enlace de video integrado en una misma aplicación, que permitirá un mejor despliegue y movimiento de estos.

El operativo de seguridad y evacuación del Descenso del Cinca se encargará de coordinar a todos los cuerpos de seguridad y asistenciales de la prueba y facilitará la rápida intervención en cualquier situación a lo largo de la jornada. Este plan no solo se limitará a los participantes dentro del propio río sino que también quedarán incluidos los aficionados y espectadores que siguen toda la prueba.

 Todos componentes de este operativo de seguridad volverán a reunirse semanas antes de la celebración del evento, previsto para el 26 de agosto, con motivo de preparar y ultimar todo el dispositivo, así como la coordinación entre todos cuerpos de seguridad, asistenciales, entidades y organismos que lo componen. Más de 150 personas conformarán este año dicho dispositivo con objeto de facilitar tanto a participante como espectador que pueda disfrutar con la máxima seguridad toda la jornada deportiva.

 

LAS INSCRIPCIONES DE LA PRUEBA SIGUEN A BUEN RITMO

 

         Las inscripciones para la prueba siguen a buen ritmo llegando casi al primer mes desde que se abrieran las inscripciones. Ya son cerca de 100 personas las que se han inscrito para la prueba deportiva, en su totalidad participantes en la modalidad popular y turística. La misma cuenta con un total de 500 plazas que quedarán cubiertas semanas antes de la celebración del descenso, posiblemente durante el mes de julio.

         Por otro lado, para la otra modalidad que cuenta el evento, la competitiva y federada, se espera que los clubes nacionales empiecen a confirmar su asistencia a lo largo ya de las próximas semanas, ya habiendo tenido confirmación verbal hasta la fecha de clubes representando a las comunidades de Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña, Navarra, Cantabria o Pais Vasco entre otros.