El mercado de la trufa abre una nueva temporada marcada por la calidad de la producción y su papel para fijar población

Con mucha animación, el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, y el de los truficultores, David Royo, han abierto el Mercado de la Trufa que se prolongará cada sábado durante la temporada de recolección a lo largo de trece jornadas, las mismas que restaurantes participaran en la zona gastronómica y expertos en las charlas divulgativas que son el nuevo espacio de este año. En esta primera jornada ha estado el alcalde de Graus, José Antonio Lagüéns, el vicepresidente de la Comarca de la Ribagorza, Eusebio Echart, entre otros responsables ligados al sector y a esta zona que quiere convertirse en el epicentro de la trufa negra de Huesca. En Graus, Miguel Gracia ha adelantado que de cara al próximo año la DPH mantendrá intacta la inversión a la truficultura y seguirán abiertas todas las líneas de investigación desde el CIET porque, según ha asegurado, “ha quedado demostrado que es ya una verdadera economía no solo para los truficultores sino que es capaz de generar actividad en el territorio”. Pero el Presidente provincial ha vuelto a poner el énfasis en “el papel que juega para fijar población, para ofrecer alternativas en el medio rural”, ya que lo considera fundamental en cualquier paso que da la Diputación Provincial de Huesca. Los primeros 250.000 euros irán dirigidos a crear y mejorar plantaciones truferas. Este ha sido el primer tema que se ha abordado en la charla de este sábado a cargo de Gemma Betorz, del área de Iniciativas de la DPH, durante la que los truficultores han podido saber todos los detalles para acceder a las ayudas al fomento del cultivo. La siguiente será de la lucha contra el robo de trufa por el grupo Roca de la Guardia Civil, pero también las habrá centradas en la investigación con los factores que afectan a su desarrollo o las variedades que existen y su uso fraudulento, en la PAC y los regadíos de las plantaciones, la normativa para la compraventa, pero también otras para conocer el inicio de la recolección en la provincia y consejos prácticos para su conservación. Hasta mediados de marzo solo habrá cuatros sábados sin mercado con motivo de la festividad del la Inmaculada la próxima semana, durante las fechas navideñas y el 9 de febrero porque entonces la DPH organiza, esta vez en colaboración con el Ayuntamiento de Jaca, la gran cita popular trufa-te De lo que va a ser el desarrollo del Mercado ha dado más detalles David Royo, nuevo presidente de de la Asociación de recolectores y cultivadores de la trufa de Aragón que sustituye en el cargo a José Vicente Girón tras la renovación de la junta. Desde allí se organiza la cita que en esta temporada se caracteriza por ofrecer un producto de calidad desde el inicio. Así lo ha dicho Royo, al explicar que “las últimas noches frescas han mejorado la maduración de la trufa” que se prevé que alcance el mejor estado a partir de enero.
Hasta mediados de marzo, cada sábado de 19 a 22 horas cualquiera que se acerque hasta el espacio de truficultura, ubicado en la Casa de la Cultura, puede adquirir trufa fresca al detalle con un precio que parte algo inferior a estos años porque, tal como ha detallado el presidente de los truficultores, “parte con 500 euros el kg o, lo que es lo mismo, a 0,50 céntimos cada gramo, como nos gusta decirlo así porque es la medida que se utiliza en los hogares”, ha recalcado. Los encargados de elaborar los pequeños bocados que también se pueden degustar son restaurantes de La Ribagorza y este año se extiende todavía más al resto de la provincia. El primero en ponerse al frente de los fogones ha sido el restaurante El Pesebre, de Graus, maridando latuber melanosporum con productos del entorno. El CIET centra su investigación en los factores que afectan al cultivo Tras ocho años de trabajo, el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura de la DPH se ha convertido en el eje neurálgico del sector trufero y su actividad a día de hoy aparece centrada en el control de los sustratos que los truficultores incorporan a sus plantaciones y que condicionan el nivel y la calidad de la producción, para lo que principalmente se está analizando si son libres de hongos y, si no es así, de qué tipo son. La investigación se está desarrollando con la vista puesta en factores que afectan al cultivo y a la producción como la fertilizacion y los sustratos, a la vez que se atienden las preocupaciones de los agricultores relacionadas sobre todo con pesticidas y fertilizantes que se utilizan en las plantaciones donde se están encontrando con hongos competidores.