El menor que mató al guardia civil de Barbastro saldrá a la calle esta semana si alguna de las partes recurre la sentencia

Funeral de José Antonio Pérez

Funeral de José Antonio Pérez

El joven condenado a seis años por la muerte del guardia civil de Barbastro José Antonio Pérez y que permanece ingresado en un centro de menores de Zaragoza, podría salir a la calle en los próximos días ya que el plazo máximo de internamiento provisional termina el 4 de diciembre.

El pasado viernes la juez de menores emitió su fallo condenando al joven a 6 años de internamiento en régimen cerrado pero la sentencia no es firme. En caso de que alguna de las partes personadas en el proceso recurra ante la Audiencia Provincial de Huesca, el joven, que ahora tiene 18 años, saldrá en libertad. Cabría imponerle una medida cautelar de libertad vigilada que le obligaría a personarse todos los días en los juzgados de Barbastro.

Precisamente la Fiscalía emitió el lunes una notificación citando a las partes mañana jueves, día 1, para ver si alguno de los abogados recurrirá la sentencia y se adopta, en ese caso, una medida de libertad vigilada.

La acusación particular, ejercida por la familia del agente fallecido, valora si presentar recurso ya que, de lo contrario, tendrá que conformarse con la pena de seis años que considera insuficiente ya que, cabe recordar solicitó diez. También la defensa estudia si recurrir o no a la vista de los acontecimientos.

Por su parte, el Ministerio Fiscal sí que ha avanzado que no recurrirá ya que, aunque solicitaba una condena mayor, de ocho años de internamiento, entiende que los seis fijados entran dentro de la competencia del juez aplicar un margen mayor o menor.

Los hechos ocurrieron el 4 de marzo y el primer plazo de internamiento provisional, seis meses, se cumplió en septiembre, pero la Fiscalía solicitó una prórroga de tres meses que se hace efectiva el próximo día 4.