El Huesca piensa en Vallejo como refuerzo

El conjunto oscense apunta alto a las puertas de su estreno en Primera División. Conocedor de la dificultad de la categoría, el Huesca pretende formar un bloque muy competitivo para alargar por más de un año su estancia en la máxima categoría. La lista sobre posibles jugadores que interesan para emprender la primera andadura de su historia en La Liga se suceden, desde que se hiciese oficial el ascenso matemático el pasado 20 de mayo en el Ángel Carro con una victoria sobre el Lugo por 0-2. En la misma hay que incluir de ahora en adelante el de Jesús Vallejo.

El central del Real Madrid está en la mente de los dirigentes del club aragonés y así lo confirmó José Antonio Martín Petón, consejero delegado del Huesca, en un acto con empresarios hace unos días. ‘Si nos ofrecieran a Vallejo o pudiéramos acceder a un central aragonés, nos alegraría’, aseguró. A sus 21 años el zaguero de Zaragoza está considerado como uno de los defensas de mayor potencial de España y de toda Europa. Sin ir más lejos, ha estado concentrado con la Selección hasta hace poco en Rusia de cara a la Copa del Mundo 2018 ante las incógnitas que producía el estado físico de Dani Carvajal. Finalmente, los médicos dieron el alta al lateral, por lo que Vallejo tuvo que abandonar el campamento base de la ‘Roja’ en Krasnodar y no puede ver sobre el banquillo español el comienzo de la batalla por la Bota de Oro en el España-Portugal entre Cristiano Ronaldo y Diego Costa, dos de los muchos candidatos al título.

A día de hoy, Vallejo es el cuarto central del Madrid y la segunda opción al eje de la zaga por detrás de Nacho Fernández. Las lesiones y la dura competencia le han impedido tener una mayor progresión en su primera temporada con la primera plantilla. El zaguero tampoco se ganó la total confianza de Zinedine Zidane y cerró el curso con solo 630 minutos disputados de los 4.780 posibles. Entre Sergio Ramos y Raphael Varane le han cerrado las puertas de la titularidad, viendo desde un segundo plano como Nacho acumulaba más protagonismo cuando la zaga titular sufría cualquier tipo de contratiempo.

La llegada de Lopetegui podría frenar su salida

Ante esta situación, una cesión, la tercera desde que fichó por el Madrid en 2015, puede ser la mejor manera de que se siga fogueando en la élite y evitar al mismo tiempo que se estanque a la sombra de Ramos, Varane y Nacho. Vallejo ya jugó como cedido en la 2015/2016 en el Real Zaragoza en Segunda División y una después con el Eintracht Frankfurt en la Bundesliga. Sus 25 encuentros en el campeonato germano motivaron su llegada a la primera plantilla. Cumplió con creces en su primera experiencia internacional y el Madrid había abierto la puerta de salida a Pepe, por lo que le llegó la oportunidad que estaba esperando desde 2015.

Sin embargo, los tiempos en el Madrid se marcan a una velocidad muy distinta a la de otros equipos a la hora de obtener galones. Se requiere de mucha paciencia para llegar a triunfar y no hay duda de que los blancos están poniendo a prueba la del zaguero aragonés, el mismo con el que sueña el Huesca. Y no es el único futbolista de la tierra que figura en su agenda oscense porque también se ha hablado y mucho de Daniel Lasure, formado en las categorías inferiores del Zaragoza como Vallejo. El cupo de objetivos principales se completa con Borja Iglesias, gallego de nacimiento pero con pasado en el Zaragoza en su currículo. El problema en el caso del delantero, que pertenece al Celta de Vigo, es el elevado número de pretendientes a los que se enfrenta el Huesca.

El Huesca debe esperar a que Julen Lopetegui tome una decisión con respecto al futuro inmediato de Vallejo. No hay duda de que le tiene una gran estima futbolística porque le incluyó en la lista provisional, al igual que a Rodri Fernández y a Yeray Álvarez, como meritorio sin apenas haber tenido continuidad en las filas del Madrid. Su trayectoria por las inferiores de España ha permitido a Lopetegui conocer en profundidad a los jóvenes valores de España y uno de ellos es Vallejo. Un jugador que con solo 18 años ya portaba el brazalete de capitán de todo un histórico del fútbol español como el Zaragoza. La inesperada destitución de Lopetegui como seleccionador español, permitirá al técnico vasco centrarse antes de lo esperado en la composición de la plantilla blanca. Sobre la mesa tiene varios casos abiertos. Al margen de pronunciarse sobre Vallejo, debe hacerlo también sobre las posibles salidas de Gareth Bale y Karim Benzema. Los dos están en la cuerda floja tras una irregular campaña y el galés ha dado a entender a su círculo más íntimo que va a hacer las maletas este verano, pero la marcha de Zidane deja abierta una pequeña puerta a la continuidad en el caso de Bale. También podrían salir Ceballos y Marcos Llorente, que apenas contaron para el galo.