El hombre que mató a su pareja y a la hija de ésta y arrojó sus cadáveres a un pozo, condenado a 37 años

La Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en asuntos de Violencia Sobre la Mujer, ha condenado a Raúl A. R. a 37 años de prisión por la comisión de dos delitos de asesinato con agravante de parentesco como consecuencia del veredicto de culpabilidad que emitió el Jurado Popular que juzgó su caso el pasado mes de febrero. Además, el condenado deberá hacer frente a una indemnización a los familiares de sus dos víctimas de 60.000 y 45.000 euros, respectivamente.

El procesado estaba también acusado del delito de maltrato. Sin embargo, el Tribunal Popular no llegó a manifestar un veredicto sobre esta acusación, toda vez que el magistrado que presidió la vista decidió no poner bajo su estimación la posible comisión de este delito al considerar que no existía una prueba de cargo que pudiera fundar una condena.

En su exposición de motivos efectuado tras la celebración de la vista oral, los miembros del jurado consideraron acreditado que el acusado mantuvo una complicada y convulsa relación sentimental análoga a la del matrimonio con Adolfina P. S. entre los años 2012 y 2014. Finalmente, el 29 de junio de 2014, Raúl A. R. terminó por asesinar a su novia y a la hija de ésta. El condenado asfixió a la mujer de modo sorpresivo para ella y sin que pudiera defenderse. Al oír ruidos, relata la sentencia en su apartado de hechos probados, su hija acudió a ver qué estaba sucediendo y Raúl terminó también con su vida empleando un método que no ha podido ser determinado, aunque muy probablemente también fuera por asfixia y/o sofocación.

Posteriormente, la tarde del 30 de junio, Raúl trasladó los dos cadáveres a San Vicente de la Cabeza (Zamora) y los arrojó a un pozo, en cuyo interior fueron localizados cinco meses después de los hechos.

El condenado, para el que el Ministerio Público solicitaba una condena de 38 de prisión, cumplirá, conforme a lo establecido en el artículo 76 del Código Penal, el periodo máximo efectivo, que será de 25 años de prisión.
Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y de lo Penal del TSJ de Madrid, dentro de los diez días siguientes a la última notificación de la misma.