El Greim de Boltaña rescata un montañero herido en el Pico de la Pez

rescate-aneto-1-400x290Sobre las 23’15 horas se recibió una llamada en la Central 062 de la Guardia Civil, con la que un hombre informaba que un amigo suyo se había dirigido en la mañana del sábado al Pico de la Pez, en término municipal de San Juan de Plan y todavía no había regresado.
Dos componentes del Greim de Boltaña se dirigen en vehículo hasta el lugar lógica desde la que iniciar la ruta y localizan el vehículo del montañero estacionado, por lo que disponen todo el material necesario e inician el ascenso para intentar localizarlo. Sobre las 2’30 horas inician el ascenso, localizando a las 5 de la madrugada al montañero, el cual había sufrido un accidente y se encontraba mojado, con hipotermia, una pierna rota y numerosas contusiones así como un fuerte golpe en costado y cabeza, dado que en el lugar no hay cobertura de ningún tipo, uno de los componentes de montaña se queda con el herido, intentando que recuperase algo de temperatura y el otro se dirige hacía el refugio de Viados intentando obtener cobertura, en torno a las 6’30 horas consigue comunicar con la central COS del 062 y solicitar apoyo del helicóptero de la Unidad Aérea con médico del 061 y otro componente del Greim de Boltaña.
Una vez llega el aparato a la zona recoge en el refugio al componente de montaña y se trasladan al lugar donde esta el otro compañero con el accidentado, tras un apoyo parcial desciende el médico y los especialistas, el médico estabiliza al herido y lo acomodan en la camilla, que tienen que anclar con una cuerda ya que la zona donde se encontraban era muy inclinada, teniendo que remontar unos 20 metros portando la camilla para que la aeronave pudiera recogerles con mejores condiciones. Una vez es recogido el herido se le traslada al hospital San Jorge.
El accidentado es un vecino de Ontiñena de 45 años, el cual cuando se encontraba caminando por la creta de bajada del Pico del Pez se desprendió una laja de piedra a la que estaba agarrado, precipitándose unos 80 metros por una ladera muy empinada de nieve con piedras, golpeando contra ellas hasta que se frenó en una zona de nieve, teniendo que arrastrarse unos 20 metros para salir de la zona de nieve y evitar así perder más rápidamente temperatura.