El escritor Julio Llamazares inaugura la nueva apuesta turística de la Comarca Alto Gállego

En la foto, Julio Llamazares con la consejera María Jesús Acín y el vicepresidente comarcal Antonio Maza.

En la foto, Julio Llamazares con la consejera María Jesús Acín y el vicepresidente comarcal Antonio Maza.

El escritor Julio Llamazares inauguraba este fin de semana, coincidiendo con la celebración del décimo aniversario de la Senda Amarilla, que une la localidad con el pueblo abandonado de Ainielle (un paraje que sirvió de marco para su novela "La lluvia amarilla"), la primera fase de una ruta literaria que va a transcurrir por distintos sitios emblemáticos de la zona, y que supone la última y novedosa apuesta turística de la Comarca Alto Gállego. En el acto estuvieron presentes la consejera de Cultura María Jesús Acín y el vicepresidente de la institución comarcal, Antonio Maza, entre otros.

Numeroso público acudió a la convocatoria, que está ya totalmente consolidada en la agenda cultural y social de la comarca, y que supone cada año el recorrido de esta "senda" en un ambiente festivo, en un fin de semana en el que también se organizan otras actividades culturales.

Paralelamente, se inauguraba oficialmente la primera fase de esta ruta litararia dirigida al visitante, que discurre por distintos sitios emblemáticos de la comarca, y para cuya señalización se han instalado una serie de paneles informativos en lugares estratégicos y de interés cultural y artístico que relacionan estas localizaciones con obras de la literatura española en las que se hace referencia a estos pueblos. Entre los tótems o columnas informativas de la nueva ruta que ya se han colocado, se pueden encontrar tanto poemas como textos narrativos dedicados a esta comarca, realizados por algunos ilustres escritores de gran fama internacional como Juan Ramón Jiménez (con su obra, Pirineos), instalado en Sallent de Gállego; Ramón J. Sender (Crónica del alba), en Panticosa, Carmen de Burgos (Los espirituados), en Yésero y Julio Llamazares (La lluvia amarilla), en Oliván, que se completarán con una segunda fase que incuirá a otros autores.   

Por Rebeca Ruiz