El entrenador de la SD Huesca pide un Alcoraz que lleve "en volandas" al equipo los 90 minutos

Pese a ser un lunes, El Alcoraz espera una gran entrada para el partido entre la SD Huesca y el Real Zaragoza. Los aficionados azulgranas se dejarán notar y eso es un factor fundamental a favor del equipo local, aseguraba Rubi en la rueda de prensa previa a la jornada. "Esperamos que, desde el minuto 1 al 90, los aficionados lleven en volandas al equipo, esta vez estamos en casa y nos toca a nosotros jugar esa baza", decía.

Rubi está viviendo una semana "bonita y emocionante", contagiado por el ambiente que se respira. "Se nota la ilusión y es un privilegio disfrutar de este derbi aragonés". También nota esa "ilusión" en los jugadores. "Nos enfrentamos a otro gran club y detecto esas ganas de participar en los futbolistas pero no nervios ni presión". "Estamos en una situación privilegiada y queremos seguir ahí y eso pasa por ganar el próximo partido", afirmaba el técnico.

derbiAl otro lado, un rival que también llega con buena dinámica. "Cada equipo es diferente pero ambos tenemos una buena racha. Es curioso que los dos llevemos siete jornadas sin perder. Eso demuestra que tienes un nivel importante".

"El Zaragoza es un equipo que tiene las cosas claras, sabe a lo que juega y tiene diferentes recursos. Tiene una plantilla con buen nivel técnico". El míster cree que no hay favoritos y que poco influye la clasificación en un partido de este tipo. "Ellos están haciendo buenos partidos fuera de casa, marcan bastantes goles y nosotros encajamos pocos. Va a ser un encuentro disputado".

Espera que el rival presente algún cambio respecto a posibles movimientos de jugadores, algo que también el cuerpo técnico del Huesca está valorando. No obstante, Rubi cree que este partido no se ganará en función de cambios en el sistema o en las alineaciones, "el que tenga los jugadores más acertados se llevará el partido". Además, añadía, "en cuanto a motivación, creo que ambos equipos estaremos igualados y, en este sentido, el factor emocional será decisivo pero siempre lo es", explicaba.

Preguntado por el objetivo de cambiar la historia y lograr la primera victoria frente al equipo vecino, Rubi decía: "Ojalá podamos decir que este año lo conseguimos pero, no por mí, si no por toda la gente de dentro y fuera del club. Al final se trata de dejar cosas bonitas por donde pasas y de poder vivir esa gran experiencia con todos vosotros".