El circuito de Esplús se afianza en el campeonato de España de autocross con cerca de 3.500 personas y todo un pueblo volcado

Esplús ha visto cómo su población se ha multiplicado por cinco durante este fin de semana con la celebración del Campeonato de España de Autocross que el Club Motor Esplús ha conseguido traer hasta la provincia de Huesca por segundo año consecutivo y con él prácticamente a 3.400 personas. Incrementa la cifra de público y, de la misma forma, el número de equipos y pilotos en un circuito que ha estrenado mejoras en sus instalaciones. De la mano de la alcaldesa, Tania Solans, las ha conocido el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, quien se ha ido sorprendido de ver “a todo un pueblo volcado”.

El balance que deja este fin de semana dedicado al motor permite hablar de un circuito que “se afianza en el Nacional de Autocross”, así han coincidido en afirmarlo el Club y el Ayuntamiento de Esplús, Joaquín Fontán y Tania Solans, como desde la Diputación Provincial, administración que da soporte económico para que pueda celebrarse. Su máximo responsable, Miguel Gracia, califica esta cita de “verdadera actividad económica” y resalta el papel que tienen las actividades al aire libre y ligadas al ámbito deportivo donde la provincia destaca en el panorama nacional por el número y la diversidad de pruebas.

En el trazado literano, tras las mangas clasificatorias del sábado quienes se han subido hoy a los primeros puestos del podio tras unas finales con mucha igualdad son Juan José Moll, en la categoría Car Cross donde se ha contado con mayor participación, mientras que en División II, Joan Salichs (Escudería Lleida) ha vuelto a ganar siete años después de haber dejado la competición; Víctor Alvárez (Autocross Arteixo) se ha impuesto en División I en la que se han visto vehículo de hasta 3.500cc; el joven gaditano Javier Bracho, con solo 14 años ha dado una exhibición de pilotaje en Junior Car Cross; y en División III y Off Road Series, los más rápidos han sido Juan José Aranda (Potarrojo) y Rubén Fernández (ATK Motorsport). Entre los 75 pilotos, cinco eran altoaragoneses aunque no han tenido demasiado suerte, José María Escuder ha obtenido un quinto puesto en la División I y el local Joaquín Fontán décimo en la categoría Car Cross de esta tercera prueba del Campeonato.

El momento actual es el resultado de treinta años de carreras en esta localidad de poco más de 600 habitantes que, tal como resalta Tania Solans, “hemos conseguido que esté en el mapa nacional del automovilismo entre todos”, porque para la primer edil la fuerza de este campeonato está en “la colaboración y fundamentalmente en las 130 personas voluntarias, sin las que esto no sería posible”, mientras se refería también hasta una treintena de pequeñas empresas y a la ayuda de la DPH que ha hecho posible llevar a cabo reformas en la zona del público, en aspectos como las medidas de seguridad o la carpa que este año se ha instalado y en el alumbrado del espacio y su entorno. Este segundo Campeonato de España en Esplús también ha dado un salto en la difusión y las finales se han retransmitido por streaming a través de Liga4Sport.

Entre el público han estado numerosos alcaldes de la comarca, además de los diputados nacional y autonómico, Gonzalo Palacín y Fernando Sabés, el presidente de la Federación Aragonesa de Automovilismo, Ánchel Echegoyen, o Ángel Longueira, por parte de la Federación Española, quienes también han participado en la entrega de los trofeos junto a la hija de Eduardo Lalana, exalcalde de la localidad fallecido hace unos años y quien abrió las puertas de un circuito que ahora lleva su nombre.

A diferencia de los grandes circuitos, en el de Esplús se puede ver casi por completo todo el recorrido lo que hace disfrutar más si cabe al público que hoy ha tenido una jornada de calor, con temperaturas de hasta los 25ºC. Después de disputarse seis pruebas del Regional en el único de estas características que hay en la provincia, de más de 1.000 metros de longitud y con ocho curvas, se ha vuelto a poner a prueba y destaca por ser muy técnico y variado, con zonas rápidas y que permite disfrutar de algunos de los adelantamientos como los que se han visto en las finales donde los pilotos ya sabían en qué punto tracciona mejor su vehículo y por dónde circular más rápido. La próxima cita será el 2 y el 3 de junio en la vecina localidad de Mollerusa, en la provincia de Lérida.

Tagssplus