El Ceder Somontano organizó la jornada "Emprende y transforma tu realidad, el emprendedor agente del cambio"

Emprendedores¿Cómo puede el emprendedor transformar su realidad? ¿Un emprendedor nace o se hace? ¿Qué valores o qué competencias debe tener? Tres preguntas que resumen la jornada que este lunes se celebraba en Barbastro. Ceder Somontano organizaba “Emprende y transforma tu realidad, el emprendedor agente del cambio”, que se enmarcaba en la Semana de la Persona Emprendedora, en colaboración con el Ayuntamiento de Barbastro y la Comarca de Somontano.

Ana Ambrós, coach profesional, abría la mañana hablando a una veintena de participantes sobre la figura del emprendedor, la “mochila” que lleva consigo (sus emociones, experiencias buenas y malas, competencias, motivaciones…), la necesidad de aprendizaje continuo para adaptarse al mercado, a la competencia, a las necesidades de los clientes… y apuntaba la importancia de afinar el talento que tenemos, dejar a un lado las debilidades y buscar un socio que nos complemente.

Tras la pausa-café, la jornada continuaba, literalmente, por los suelos. Sentados en cuatro grupos, los participantes empezaban una dinámica con el “juego de los valores”, definían sus valores y talentos, daban nombre y lema a su grupo y resolvían varios retos. Tenían que definir el perfil de un turista ruso (darle nombre, edad, sexo, profesión…), describir las ideas con que ese turista llegaba a Barbastro, sus necesidades, qué iba a visitar… y cómo solucionar todos sus requerimientos.

Una periodista rusa en viaje de trabajo, una empresaria en busca de suelo y mano de obra para invertir, el típico turista o un trabajador de una empresa petrolífera de vacaciones. Para ellos, surgían soluciones como un guía ruso, viajes programados, rutas empresariales…

Esta era la inventiva de los participantes en la jornada, la realidad la acercaban los propietarios de cuatro proyectos: “Bombillas especiales”, “Cerveza Rondadora”, “IberFunghi” y “Vídeo producto”. Firmas nacidas en zonas rurales o en una pequeña ciudad como Barbastro de la mano de jóvenes emprendedores que han apostado por quedarse en sus lugares de origen por lazos familiares o por su empeño en el desarrollo rural. Aunque en estos tiempos se hace imprescindible el uso de las nuevas tecnologías y, por eso, todos se han abierto a la venta por internet. Los cuatro destacaban la importancia de las redes sociales en la actualidad, todos tienen diferentes perfiles que han servido para darse a conocer y para alguno son la base del negocio.

Durante más de una hora hablaban de sus experiencias al frente de una empresa: cómo nació su proyecto, por qué apostaron por quedarse en sus lugares de origen, cómo es la relación con su entorno, qué barreras han tenido que superar, cómo se han adaptado al mercado o a la competencia, sus errores y aciertos, cómo se han dado a conocer o cómo han aplicado para ello las redes sociales y las nuevas tecnologías.

En definitiva, dieron el salto, se atrevieron y consiguieron transformar su realidad, la de su entorno y su futuro.