El Ayuntamiento presenta el proyecto de reurbanización del paseo de Ramón y Cajal como “proyecto de ciudad”

Foto rueda de prensaLa concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha presentado esta mañana el proyecto básico del paseo Ramón y Cajal, “un proyecto de ciudad” y “el más importante de la legislatura, tanto por su envergadura como por el coste y esfuerzo económico que supone”. El presupuesto total para la ejecución de este proyecto, que se acometerá en tres fases, es de alrededor de 6,3 millones de euros.

La concejala ha estado acompañada por el arquitecto municipal, Pedro Lafuente, que dirige técnicamente este proyecto, y por el arquitecto Sixto Marín y el ingeniero de caminos José Luis Pueyo, que forman parte del equipo redactor del proyecto básico. Para ello, se han analizado diferentes soluciones con el fin de concordar los intereses de las asociaciones de vecinos y comerciantes con los objetivos de ampliar la zona peatonal y mantener en lo posible las plazas de aparcamiento, ha explicado Pedro Lafuente, quien ha señalado que “se ha optado por llevar el tráfico al centro del paseo”.

El proyecto básico recoge la ampliación de las aceras laterales hasta 7 metros, que darán lugar a zonas estanciales; la zona central con dosBancos (1) carriles de circulación y áreas de aparcamiento a ambos lados, en espiga, con unas 80 plazas en total; y zonas de carga y descarga. Además tendrá grandes parterres (unos 100 metros cuadrados) y áreas con juegos infantiles, que se ubicarán en un paseo entre los cedros, “para ganar un espacio público urbano agradable”, ha explicado Sixto Marín.

El paseo contará en uno de sus lados con un carril bici y en el lado opuesto, se ubicará un carril de servicio para dar acceso al único edificio que tiene entrada de garaje y vía de acceso para los servicios de emergencia. Las zonas de carga y descarga también se han distribuido teniendo en cuenta la posición de los distintos espacios comerciales sin reducir los metros existentes actualmente.

Asimismo el espacio contará con el mobiliario y la pavimentación acorde a los utilizados en las últimas actuaciones urbanísticas porque pretende ser un proyecto continuista con la imagen ciudad.

Se instalarán luminarias lineales, que irán por debajo de los cedros, y con las que se garantiza la iluminación en todas las zonas, especialmente en las estanciales y los pasos de peatones. En cuanto al arbolado, “se conservará la mayor parte de los cedros y está previsto plantar más de 50 árboles de distintas especies además de cientos de metros cuadrados de parterres con arbustos y flores”, ha remarcado Sixto Marín.

Además el proyecto incorpora novedosos elementos de sostenibilidad, ya que toda la recogida de pluviales se almacenará en un depósito para el riego de la zona; la iluminación será con sistema led; y se instalarán pavimentos absorbentes del dióxido de nitrógeno que emiten los vehículos diesel.

Nocturna iluminadaSobre el sistema de redes de servicios urbanos que discurren por el paseo,  José Luis Pueyo ha explicado que van a tener que coexistir un total de 11 redes. De estas, cuatro pertenecen a compañías de servicios y se llevará a cabo la renovación de las siete redes restantes, de alumbrado, saneamiento, riego, abastecimiento de agua, telecomunicaciones y semaforización, además de incorporar cuatro isletas de siete unidades de contenedores soterrados. En cuanto a la red de saneamiento, ha señalado que será una actuación importante ya que sustituirá para que discurra por el centro del paseo y facilitar así la accesibilidad.

La concejala María Rodrigo ha señalado que el paseo Ramón y Cajal cuenta con más de 14.000 metros cuadrados, con una anchura de más de 40 metros y una longitud de 300 metros por lo que supone una intervención importante que debe acometerse en fases. La primera fase (6.855 metros cuadrados de superficie y unos 150 metros de longitud) comprende el tramo desde el puente sobre el río Isuela hasta el cruce con la calle José Mª Lacasa, donde se prevé una rotonda. Esta actuación tiene un coste de unos 2,8 millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses. Posteriormente, se trabajará en la redacción de la segunda fase, la parte central del paseo, y la tercera llegará hasta la conexión con el Coso Bajo.

Comisión de Urbanismo

El proyecto del paseo Ramón y Cajal se ha presentado esta mañana en la Comisión de Urbanismo, en la que se han tratado otros asuntos de los que también ha informado la concejala María Rodrigo. Se ha aprobado por unanimidad el proyecto inicial de reparcelación de San Félix y San Voto presentado por la Junta de Compensación y el plan especial, presentado por Mercadona, para instalar un nuevo centro entre las calles Ingeniero Susín, Ingeniero Bello y Cajal Lasala, que contempla una nueva rotonda.