El Ayuntamiento de Huesca trabaja para que Apiés vuelva a tener agua potable lo antes posible

apiesEl pasado viernes, los concejales del Ayuntamiento de Huesca Antonio Sanclemente y María Rodrigo, explicaron a los vecinos de Apiés las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Huesca en relación con el suministro de agua a este barrio rural.
Paralelamente a las medidas adoptadas, diariamente se realizan controles de turbidez al agua para que, en el momento en que se alcancen los niveles permitidos, efectuar una analítica sanitaria para determinar si es apta para el consumo humano, siguiendo las recomendaciones de la Dirección Provincial de Sanidad.
Bando de Alcaldía explicando la situación:
Los días 19 y 20 de noviembre pasado, se produjeron intensas lluvias, registrándose hasta 100 y 120 litros/m2, habiendo producido algunos daños en las instalaciones públicas del municipio de Huesca.
Uno de los núcleos del municipio más perjudicado ha sido el barrio de Apiés, ya que se ha visto afectado el suministro de agua a la población. El arrastre de tierras que lleva el punto donde se capta el agua, la hace no apta para el consumo humano, lo que ha llevado a clausurar el depósito de suministro a la población.
El agua ha llegado a tener tal cantidad de partículas, 40 UNF, que ho la hacían apta para el consumo humano, por lo que el Ayuntamiento procedió a clausurar el depósito de agua, ya que sanidad exige un máximo de 5 UNF. Posteriormente, aunque la turbidez bajó a 18 UNF, seguía siendo demasiado alta.
Dadas estas circunstancias y para suplir dicho suministro, los Servicios de Extinción de Incendios Municipales procedieron a suministrar por otros medios el agua necesaria, habiendo acudido por primera vez a las 16:20 horas del días 22 de noviembre en cuanto se recibió el primer aviso.
A fecha de hoy, el agua sigue siendo no apta para el consumo ya que contiene una turbidez de 7,29 UNF. según el acta de inspección del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.
Dada la recuperación poco a poco de los niveles de turbidez es posible, una vez limpio el depósito del agua, suministrar agua a través de unas condiciones determinadas.

Por ello, consultado con el Instituto Aragonés del Agua y el Servicio Provincial de Sanidad, se suministrará agua del depósito y la red en las siguientes condiciones:

  • Se comunicará a los vecinos de Apiés que se va a reanudar el suministro de agua a través de la red, haciéndole saber que dicha agua NO ES APTA PARA EL CONSUMO HUMANO en ninguna de sus manifestaciones, en especial ni para beber, ni para cocinar, únicamente es apta para la higiene personal, lavado de ropa, tareas de limpieza del hogar, ...
  • En cuanto al suministro de agua potable, se instalarán por las calles del núcleo de Apiés seis contenedores, con una capacidad de 1000 litros cada uno, para que los vecinos puedan abastecerse de ellos.