El Ayuntamiento de Huesca pone en servicio un punto de recarga de bicicletas eléctricas en el Centro Manuel Benito Moliner

El Área de Desarrollo ha financiado esta iniciativa desarrollada por alumnos del CPIFP Pirámide y premiada en el último SIE Huesca.

Teresa-Sas,-Francisco-Algaba,-Pilar-Novales-y-Luis-LlesEl Ayuntamiento de Huesca ha inaugurado el punto de recarga de bicicletas eléctricas situado en las inmediaciones del Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero) que ha desarrollado con financiación del Área de Desarrollo el Centro Público Integrado de Formación Profesional Pirámide (CPIFP Pirámide), dentro de su proyecto “Green Load”.

La concejala de Desarrollo Local, Pilar Novales, ha presentado este nuevo servicio junto a los concejales Teresa Sas y Luis Arduña y han estado acompañados por profesores del CPIFP Pirámide y el alumno Francisco Algaba, de 2º curso del ciclo de Energías Renovables.

Pilar Novales ha explicado que “se trata de la primera parte de un proyecto más amplio que en una segunda fase contempla el poder cargar vehículos eléctricos y que esperamos poder acometer, aproximadamente, en octubre, coincidiendo con el nuevo curso y la colaboración de nuevos alumnos del CPIFP y completará un equipamiento del que hasta ahora la ciudad no disponía”.

Se trata de un proyecto desarrollado por alumnos del 2º ciclo de Energías Renovables de este centro, que recibieron en la pasada edición del SIE (Salón de Innovación y Emprendimiento) Huesca el primer premio del III Concurso Ideas Empresariales “Bombillas Rotas”. El concurso tiene como finalidad estimular la creatividad y las habilidades de comunicación de de los alumnos de institutos y universidades de Aragón premiando la mejor idea de negocio presentada.

En la idea premiada proponían la puesta en marcha de un servicio de repostaje de vehículos eléctricos que funcionaran exclusivamente con energías renovables, con el objetivo de conseguir un mayor aprovechamiento de las energías renovables para reducir las emisiones de efecto invernadero.

Inicialmente el premio consistía en una tablet y un diploma acreditativo pero, al ser un proyecto de interés para la ciudad, el Área de Desarrollo decidió apoyar económicamente esta iniciativa y concedió una subvención al CPIFP Pirámide por valor de 5.698,99 euros (de un coste total de unos 7.700 euros) con la finalidad de implementar esta idea para fomentar el uso de energías renovables para la recarga de vehículos eléctricos. Además, el Ayuntamiento puso a disposición un espacio público en las inmediaciones del Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero).

El alumno Francisco Algaba ha explicado que este punto de recarga “se compone de seis tomas de corriente para poder cargar hasta seis bicicletas a la vez y también tiene una toma USB para cargar teléfonos móviles. La instalación está compuesta por tres paneles solares, colocados en el tejado del Centro Cultural Manuel Benito Moliner, que captan la energía del sol y la llevan a un aparato que moldea esa energía para transformarla en corriente alterna que se pueda utilizar para cargar las bicicletas. Además, incluye unas baterías para que, cuando salga un día sin sol, se puedan cargar igualmente las bicicletas”.