El Ayuntamiento de Huesca celebra una jornada de calidad en atención al cliente en torno al Día de los Consumidores

El Ayuntamiento de Huesca ha celebrado hoy en el Palacio de Congresos una Jornada de Calidad en Servicios de Atención Al Cliente, organizada por la Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC) en torno al Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, que se conmemora mañana, 15 de marzo.

La jornada, inaugurada por el concejal de Atención a los Consumidores, Luis Arduña, ha tenido lugar esta mañana con la intervención de representantes de cinco empresas, que han expuesto sus políticas de calidad en la atención al cliente. Rosana Portaña, responsable de calidad de Avanza-Alosa, ha hablado sobre “Calidad, garantía de satisfacción”; Miguel Subirá, de Podoactiva, ha introducido el tema de “La innovación como camino hacia la calidad y la diferenciación”; Aída Liesa, gerente de Aragonesa de Productos Aromáticos, ha expuesto el punto de vista del pequeño comercio con su ponencia “La calidad, como herramienta de venta”; e Ignacio Almudévar ha repasado la trayectoria de Agropal, que ha cumplido 25 años. Por su parte, la técnico de la OMIC, Ana Fuertes, y la presidenta de Feaccu-Huesca, Trinidad Valdovinos, han hablado desde el punto de vista del consumidor y de sus expectativas.

Luis-Arduña-en-la-jornada-de-Calidad“Queremos generar sinergias que sean beneficiosas para las empresas y los consumidores. En la calidad está muchas veces el éxito de un producto o de una empresa”, ha señalado Luis Arduña. Y en este sentido, en la jornada se ha abordado la gestión de la calidad para aumentar la satisfacción de los consumidores, el trabajo en Responsabilidad Social Corporativa, la importancia de la innovación y las diversas formas de conocer al cliente a partir de encuestas.

“Todas las ponencias han aportado cuestiones importantes que dibujan un panorama muy interesante tanto para quienes son prestadores de servicios o vendedores de productos como para quienes somos consumidores. Se ha hablado de calidad, del precio como no determinante único de la calidad, se ha hablado de la información, de la formación a los trabajadores y también de los consumidores”, ha apuntado el concejal.

Como conclusiones de la jornada, se ha determinado que el cliente busca satisfacer sus expectativas y ejercer sus derechos y sigue apostando por los canales de comunicación directa. Asimismo, la calidad ya es un elemento de competitividad entre productos y empresas puesto que aporta exclusividad y fidelización a un producto.

También se ha concluido que las quejas y sugerencias son una oportunidad para la mejora y que existen nuevos elementos de valoración que se convierten en nuevos retos para las empresas, como es el aumento de consumidores responsables, la sostenibilidad, el impacto social, la profesionalidad y nuevos cauces para la información a través de internet sin dejar de lado el crecimiento exponencial del comercio electrónico.