El Ayuntamiento concluye las obras del nuevo vial del parque, entre Juan XXIII y la fuente 8 de Marzo

El Ayuntamiento de Huesca ha concluido la primera fase del proyecto de reurbanización de viales y renovación de infraestructuras del Parque Municipal Miguel Servet, con una inversión de 81.610 euros. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, y la concejala de Medio Ambiente, Carmen García Serrano, han visitado esta mañana el tramo comprendido entre la avenida Juan XXIII y la fuente 8 de marzo donde la empresa Hormigones Grañén, S. L. ha llevado a cabo en los últimos meses obras de sustitución de redes y pavimentación.

El alcalde ha señalado que con esta actuación “se ha conseguido acondicionar tramos que antes eran intransitables en días de lluvia” y de esta forma “el pulmón verde de la ciudad y centro de referencia y de importancia para Huesca va mejorando y se van modernizando infraestructuras que son muy necesarias”.

Este primer tramo en el que se ha actuado es una de las entradas principales al parque e incluye elementos singulares como la estatua a los Reyes de Aragón o algunos de los arboles más importantes. Su mejora ha consistido en la habilitación de un recorrido pavimentado con hormigón tintado y lavado para dar continuidad en color y textura al árido que cubre actualmente los viales del parque. La calzada ha quedado delimitada por piezas de hormigón blanco para recoger el agua de lluvia. Bajo el nuevo vial han quedado dispuestas también las nuevas conducciones de la red abastecimiento para riego y fuentes, de electricidad y de saneamiento.

En este sentido, Carmen García ha apuntado que “realmente lo importante de esta obra es lo que no se ve: el sistema de conducción de agua, la domótica, etc.”, todo ello encaminado a la sostenibilidad. Y ha subrayado que “con esta inversión el parque se configura como centro biológico, además sostenible y educativo”, en referencia al Aula Verde Berta Cáceres.

Este tramo constituye la primera fase del proyecto que pretende actualizar y acondicionar las calles del parque, con la sustitución de las redes de saneamiento, abastecimiento de agua y de baja tensión; la mejora puntual de la red de suministro eléctrico y la instalación de una nueva red de telegestión; así como la pavimentación de los viales. Para su desarrollo, se han sectorizado las actuaciones con el fin de facilitar su ejecución. Tras esta primera fase que acaba de concluir, este año 2018 ya se cuenta con otra partida de 246.000 euros para continuar la intervención.