El 90% de los usuarios de los centros de salud está satisfecho o muy satisfecho de los cuidados recibidos y el 92% valora así el interés de los médicos

La Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios del Departamento de Sanidad ha realizado una encuesta con un total de 22.537 entrevistas
En el periodo del 2010 al 2015 el porcentaje de personas satisfechas o muy satisfechas se ha incrementado, de media, en 5,4 puntos en todos los indicadores

De izda. a dcha., Ibarbuen, Cihuelo y Alonso, en la presentación de los resultados de la encuesta.

Nueve de cada diez usuarios de los centros de salud se manifiestan satisfechos o muy satisfechos con los cuidados sanitarios recibidos en los centros de salud, además de por el interés mostrado por el médico de familia. Este es uno de los resultados de la encuesta de satisfacción realizada por la Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios del Departamento de Sanidad sobre la Atención Primaria de la comunidad que hoy han presentado la directora general de Derechos y Garantías, Rosa María Cichuelo; el sociólogo Jorge Ibarbuen; y la responsable de Atención Primaria del SALUD, Cristina Alonso. El sondeo se ha realizado a través de 22.537 encuestas telefónicas, realizadas de mayo a octubre del 2015, y confirman la confianza que mantienen los aragoneses en sus centros de salud y en los profesionales sanitarios.

Los datos analizados por la Dirección General de Derechos y Garantías partiendo de las bases de datos facilitadas por la sección de Tecnologías de la Información del Departamento revelan que el perfil más frecuente de los usuarios de los centros de salud en Aragón es el de una mujer mayor de 65 años, jubilada o pensionista. Además, el 52% de los encuestados se encuentra en edad laboral, pero menos de un tercio está trabajando.

A través de 13 indicadores, la encuesta pulsa la opinión de los usuarios del sistema sanitario acerca de diferentes aspectos de la asistencia e incluso de los medios materiales. De estos, el indicador mejor valorado es el interés de los médicos, con el que el 69,5% de los encuestados se muestra muy satisfecho, porcentaje que se eleva a casi el 92% en el caso de personas satisfechas o muy satisfechas. Le sigue la amabilidad del personal en el trato, con similares porcentajes (el 67,1% está muy satisfecho y el 91,8% satisfecha o muy satisfecha) y el interés del personal de enfermería, con un 65,2% de satisfechos y un 91,3% de satisfechos o muy satisfechos.

A pesar de que casi el 60% de los encuestados se muestra satisfecho o muy satisfecho con el tiempo de espera hasta entrar en consulta, este es el indicador peor valorado. Según el sondeo realizado, el 16% de los encuestados se muestra poco o nada satisfecho, y una cuarta parte (24%) lo considera adecuado.

Nuevas cuestiones

En la encuesta del 2015 se han introducido, además, dos cuestiones nuevas. Una de ellas pregunta a los usuarios sobre la dificultad en la dispensación de medicamentos mediante receta electrónica. Apenas el 9% de los encuestados asegura haber tenido dificultades y, cuando las hay, las más frecuentes se relacionan con periodos de vigencia (39%), renovación (22%) u obtención (15%) de los fármacos.

El segundo aspecto por el que pregunta la encuesta se refiere a la realización de pruebas complementarias en el último año y sus dificultades. En este caso, el 59% de los usuarios indica que sí se les ha realizado una prueba y, de estos, solo el 3,5% asegura que sí ha tenido alguna dificultad. De este grupo, el 26% asegura que el problema se ha dado en la obtención de la cita y el 20% pone el foco en el informe de resultados.

En cuanto a la evolución a lo largo del tiempo, cabe destacar que en el periodo del 2010 al 2015 el porcentaje de personas satisfechas o muy satisfechas se ha incrementado, de media, en 5,4 puntos. Además, el aspecto menos valorado por los usuarios -el tiempo de espera antes de entrar en consulta- mejora notablemente: en el 2010 el 49% de los encuestados estaba satisfecho o muy satisfecho con la espera antes de entrar a la consulta, mientras que en la de 2015 este porcentaje asciende al 59,8%.