Cuentos sobre los riesgos de la exposición excesiva al sol en Fraga, Candasnos, Ontiñena y Ballobar

La Asociación Española Contra el Cáncer en el Bajo Cinca ha recorrido varios municipios de la comarca para concienciar a pequeños y mayores de los riesgos de la exposición excesiva al sol. Se trata de una de sus acciones incluida en su campaña de prevención solar de este verano que ya ha llegado a la Escuela de Educación Infantil Xiquets y a las piscinas municipales de Candasnos, Ontieñena y Ballobar.

La Campaña de Prevención Solar tiene como objetivo prevenir los riesgos de la exposición excesiva al sol durante estos meses de verano y se trata, según explicaba la presidenta de la AECC en el Bajo Cinca, Fina Escándil, de “insistir en los conceptos básicos que aunque ya se conocen, nunca está de más recordar como la precaución, tomar el sol con cuidado o el uso de la crema solar”.

En estas sesiones, las voluntarias de la AECC Bajo Cinca cuentan cuentos relacionados con el sol y llevan a cabo otras actividades como juegos o talleres para que los niños aprendan, por ejemplo, a ponerse crema solar. “Es complicado es encontrar cuentos sobre el sol… pero tenemos algunos con protagonistas que necesitan ponerse crema solar o una camiseta para no quemarse. Vamos alternando cuentos, juegos y diferentes actividades para que los niños se diviertan a lo largo de toda la tarde”, explicaba Escándil.

Las sesiones de cuentacuentos son solo una de las actividades enmarcadas en esta campaña que terminará el próximo 20 de agosto con el reparto de cremas solares en la salida del Descenso Internacional del Cinca en Piragüas.

Durante todo el verano, la AECC incide en las recomendaciones más básicas, como aplicar la crema solar 30 minutos antes de exponerse al sol, y repetir  cada dos horas, evitar exponerse al sol durante las horas centrales del día y utilizar otros métodos de protección como gafas de sol o sombreros. La enfermera y voluntaria de la asociación, Alicia Royes, hacía algunas advertencias: “Si nos ponemos la crema con la piel mojada puede producirse un efecto lupa y nos quemamos, los calvos o las personas que no tienen pelo deben protegerse la cabeza y no hay que olvidar que, en la playa, la arena puede provocar un efecto espejo y podemos quemarnos incluso debajo de la sombrilla”.