Cuatro nuevas rutas temáticas son la novedad de la provincia en la feria andaluza ‘Tierra Adentro’ para posicionarse entre el turismo del Sur de España

La oferta turística de la provincia se adapta a una de las opciones más demandadas por el visitante como son las rutas para conocer el territorio. Estos itinerarios quedan plasmados en unas prácticas guías de bolsillo cuyo hilo conductor es el pasado romano de la provincia, la historia de la Ciudadela de Jaca, el rito ancestral de las fallas y, por primera vez, el Camino de Santiago francés en su tramo aragonés, que podrán llevarse a casa los visitantes de esta feria de turismo de interior.

Los últimos datos de ocupación turística  con 750.000 viajeros y cerca de 1.800.000 pernoctaciones hasta finales del mes de septiembre que, resalta de Pablo, “ofrecen un incremento del 8% y deja claro el papel del turismo en la economía altoaragonesa.

La Diputación Provincial de Huesca se presenta en la Feria de Turismo Interior de Andalucía con cuatro nuevas rutas turísticas, que amplían la oferta de turismo activo y rural, junto a los productos culturales y gastronómicos, para posicionarse entre los destinos de los turistas del Sur de España. Entre estos itinerarios, el público podrá llevarse por primera vez todo lo relacionado con el Camino de Santiago francés a su paso por Aragón en una guía que pone la mirada en uno de los recorridos más conocidos, pero cuyo tramo aragonés todavía alberga unas cuantas sorpresas para el viajero.

DPH_PortadaGuiaCaminoSantiagoEntre los 450 expositores y 70 actividades de Tierra Adentro que se celebra en Jaén hasta mañana, en el espacio de Huesca la Magia el público puede interactuar y relacionarse con el entorno, más en concreto con aspectos como la naturaleza, la gastronomía, la cultura y el patrimonio, o los deportes, además de las novedades tecnológicas aplicadas al sector. Tal como señala la responsable de Desarrollo Territorial de la DPH, Maribel de Pablo, “hemos detectado que las rutas temáticas son una opción cada vez más demandada para visitar y conocer el territorio y rincones más curioso, la riqueza de la provincia nos hace ”, a la vez explica que la oferta para el mercado andaluz se ha centrado en el consumidor final para permitir a los visitantes obtener información acerca de diferentes destinos altoaragoneses y propuestas de cara a organizar las salidas de ocio.

La responsable provincial de Desarrollo Territorial se refiere al turismo como “parte importante de la economía altoaragonesa”. Los últimos datos de ocupación turística  con 750.000 viajeros y y cerca de 1.800.000 pernoctaciones hasta finales del mes de septiembre que, resalta de Pablo, “ofrecen un incremento del 8%”, respecto al mismo periodo durante el año pasado, a lo que hay que sumar las excelentes cifras del último puente. Tras su paso por esta feria considerada entre las mejores de interior del Sur de España, la DPH cerrará el calendario de promoción turística en Valladolid, con Intur, que ya supera las veinte ediciones y tendrá lugar del 23 al 26 de noviembre.

Con una tradición y un patrimonio histórico tan rico, existen en la provincia de Huesca multitud de enclaves en los que perderse y disfrutar. Dentro de esta amplia oferta turística, las cuatro rutas se sustentan en otras tantas guías en un formato práctico de bolsillo que ayudarán a poner en el mapa algunos de estos lugares del pasado romano de la provincia, la ruta jacobea, la historia de la Ciudadela de Jaca o el rito ancestral de las fallas.

Son paseos por la historia para conocer el pasado más emblemático, como el Camino de Santiago francés. Discurriendo paralelo al río Aragón, la ruta conforma un viaje en el tiempo por la historia del siglo XII y las maravillas del románico que la ruta jacobea trajo de Europa. Del Puerto de Somport hasta Sangüesa, el camino transcurre por algunos de los parajes más bonitos del Pirineo, con paradas en Canfranc, Villanúa, Jaca o Ruesta, entre otros. El recorrido es una oportunidad de sorprenderse con algunos grandes ejemplos de arquitectura de la región, como las ermitas de Santa María de Iguacel y San Adrián de Sasabe, la catedral de Jaca, la iglesia de Santa Cruz de la Serós o el monasterio de San Juan de la Peña. Todo esto y mucha más información queda recogido por primera vez en esta guía que acaba editarse, como el resto, en colaboración con Prames.

Uno de los puntos del Camino es la localidad de Jaca, que alberga otro de los complejos arquitectónicos más conocidos y objeto de una de otra de las nuevas rutas. Se trata de la ciudadela de Jaca, baluarte del municipio y de la historia altoaragonesa, y visita obligada para todo aquel que se adentre en la Jacetania. El Castillo de San Pedro, como se denomina, es el ejemplo mejor conservado de Europa de fortificación pentagonal del siglo XVI. Construido como una fortaleza militar, fue erigida con el objetivo de defender y controlar la principal vía de penetración desde Francia por el Pirineo Central, hoy su uso es completamente distinto, además de recibir multitud de visitantes es uno de los puntos neurálgicos culturales de Jaca.

Maribel de Pablo y Francisco Orduña

Maribel de Pablo y Francisco Orduña

El tercero de los nuevos itinerarios surge para descubrir la huella que dejó este Imperio en Huesca. La guía incluye un pequeño recorrido histórico para ayudar a entender algunas fechas y el paso del pueblo romano por la provincia, mientras invita a trasladarse a algunos de los vestigios de su pasado que todavía se conservan, como la vía Ilerada-Osca y Osca-Caesaragusta o la vía Osca-Benaharno, el puente de Pertusa, y enclaves de gran trascendencia como la ciudad de Labitolosa en La Puebla de Castro y el yacimiento de Villa Fortunatus, en Fraga.

La última de las rutas temáticas lleva al misterio y la leyenda que todavía envuelve la cultura pirenaica. Después de ser reconocidas como Patrimonio Inmaterial por la Unesco, la Diputación ha potenciado como recurso turístico las Fallas del Pirineo, ese rito ancestral que hace del fuego el protagonista en torno a la noche de San Juan en nueve localidades . Cualquiera que se acerque  a Aneto, Bonansa, Castanesa, Laspaúles, Montanuy, Sahún, Suils, Villarrué o San Juan de Plan verá viva la llama de una tradición que se remonta a los anales del tiempos.

Con estas ya son cerca de una veintena los itinerarios y las guías editadas, la ruta del renacimiento, la ruta las brujas, la de los templarios, del Santo Grial o la guía de Montañana como enclave medieval fueron los primeros Paseos por la historia, pero hay otras cuyo hilo conductor para recorrer la provincia son los castillos, los megalitos, las ermitas y santuarios, las obras hidráulicas o los puentes del Alto Aragón, además de la ruta de Joaquín Costa, que acercan el patrimonio histórico menos conocido de la provincia.