Cordero Ansotano asado listo para comer es el último producto que ha salido del Vivero de Empresas Adecuara en Jaca

 

Cordero Recental Ansotano asado y listo para comer. Es el último producto que ha salido del Vivero de Empresas de Adecuara en Jaca y que se distribuye ya en Biescas, Ansó, Puente La Reina y la propia Jaca. Se trata del primer fruto de “Chenta Pirineo”, en ansotano “Come Pirineo”, que se instaló en el vivero hace tres meses y piensa ya en ampliar la distribución de este manjar a Huesca y Zaragoza.

Hace cuatro años que el fundador de “Chenta Pirineo”, José Antonio Brun, empezó a trabajar en este proyecto. Lo presentó al Programa de Emprendimiento Agroalimentario del Instituto Aragonés de Fomento e incluso fue seleccionado entre más de 40 para la incubadora de negocios del Basque Culinary Center de San Sebastián.

Durante los últimos meses, los integrantes de esta empresa han desarrollado las pruebas de producto en las instalaciones que Adecuara tiene en Jaca, y este mes de agosto comenzaron con su comercialización. Una infraestructura que ha resultado imprescindible para que viera la luz esta nueva propuesta gastronómica.

Pero este no es un plato cualquiera, la Oveja Ansotana es una raza autóctona del Pirineo, y antes de llegar al plato ha seguido una “dieta” muy especial: los corderos, lechales y recentales, se alimentan exclusivamente de leche materna y pastos naturales, lo que le da un sabor agradable y suave y una textura tierna y jugosa. Además, viven en semi-libertad en el Parque Natural de los Valles Occidentales.

Lo que diferencia al cordero recental del cordero lechal es su peso. Mientras el primero pesa entre 8 y 10 kilos, el segundo puede llegar hasta los 13 y sale al mercado con un máximo de 45 días de vida.

El Vivero de Empresas Agroalimentarias de Adecuara en Jaca, ubicado en el Polígono Llano de La Victoria, cuenta con una sala de despiece para carnes frescas, preparada para canales, despiece y empaquetado al vacío y de carne picada de porcino, ovino, vacuno, equino y caprino, así como para elaboración de embutidos.

Hay también un obrador de platos preparados, para la elaboración de platos cocinados cárnicos y vegetales, envasados al vacío y/o esterilizados, y un obrador de repostería y mermeladas.