Condenado a un año y tres meses de cárcel un joven por estafar 125.000 euros a una pareja con un negocio en Asia

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a un año y tres meses de cárcel a un joven que, fingiendo solvencia y contactos personales y sociales de los que carecía, engañó a una pareja para que invirtiera 125.000 euros en un supuesto negocio de importación de materiales procedentes de Asia. La Sala lo ha considerado autor de un delito de estafa y le ha impuesto el deber de indemnizar a la pareja con 83.000 euros, en su conjunto.

Para completar la maniobra fraudulenta, según recoge la sentencia como hecho probado, el acusado Juan Paul B. M., hizo un reconocimiento de deuda a la pareja a través de tres contratos en los que reconocía haber recibido las cantidades anteriormente mencionadas y se comprometía, a sabiendas de que no podría cumplirlo, a devolverles el dinero recibido.