Con un magnífico balance se despide el Marchus Ville Ainse hasta 2019

Con un balance “muy satisfactorio”, hoy se ha clausurado el II Marchus Ville Ainse que se ha despedido hasta 2019, al pasar a tener un carácter bienal. A partir de este año, la Asociación Cultural La Morisma alternará la organización de la representación teatral de La Morisma con la del Marchus Ville Ainse, celebrándose la primera los años pares y el segundo, los impares.

Mucho público atendió las explicaciones de los profesor Darío Español y del historiador Rubén Sáez

Mucho público atendió las explicaciones de los profesor Darío Español y del historiador Rubén Sáez

El profesor de la Universidad de Zaragoza y director del Marchus Ville Ainse, Darío Español, ha asegurado que “hemos cumplido los objetivos y esta edición nos va a permitir sentar las bases de proyectos futuros”. A título personal, “el balance es extraordinario; sabía que iba a aprender cosas, pero no tantas”.

Isabel Bergua, vicepresidenta de la Asociación Cultural La Morisma se ha pronunciado en la misma línea y ha expresado su inmensa satisfacción por el discurrir del seminario, “tanto por el aforo de público en las conferencias y presentación de comunicaciones, como por la elevada afluencia  de personas que han disfrutado del arqueomercado, de la exposición de máquinas de asedio –que permanecerá en el Castillo de Aínsa un período de dos meses- y de las exhibiciones del campamento militar del siglo XVI”. Bergua ha mostrado el interés de que “se siga investigando la historia de Aínsa y la del propio castillo”.

El historiador militar y constructor de reproducciones de máquinas de asedio, Rubén Sáez ha invitado a la Asociación Cultural La Morisma a que se adhiera a la Asociación Nacional para el estudio y recuperación de las batallas medievales españolas, con sede en Jaén, guante que desde la organización se ha recogido con gran entusiasmo. “Nos parece fantástico tener la posibilidad de entablar contacto con una asociación de ámbito nacional que nos puede abrir una puerta a la investigación de la batalla que se libró en Aínsa y que se recrea en la fiesta de La Morisma. De igual modo, nos han animado a emprender trabajos arqueológicos que puedan verificar la datación original del castillo”. Darío Español, igualmente, ha acogido muy bien la idea de que la asociación ainsetana se una a otra de carácter nacional, hecho que facilitaría la consecución de fondos para detectar restos arqueológicos en el castillo, entre otras posibles propuestas”.

Centenares de personas han seguido con atención las exhibiciones que ayer y hoy ha realizado el campamento militar del siglo XVI instaladoEl almudín en el patio de armas del Castillo de Aínsa, acompañadas de explicaciones de Darío Español y de Rubén Sáez. En el arqueomercado, dispuesto en la Plaza Mayor de la villa, Pedro Palacios, de la Asociación Cultural Vestimentum de Caspe, ha destacado la elevada afluencia de público durante estos dos días. Pedro Palacios dirige un taller en el que trabajan cinco personas discapacitadas, físicas y mentales, en la confección de trajes históricos, “que vendemos, sobre todo, para recreaciones históricas”.