¿Cómo te hablas?

¡Buenos días!

Si piensas que eres una persona que tiene que esforzarse muchísimo para llegar a lo que quiere, si piensas que eres demasiado tímido, que te cuesta hablar con los demás, porque crees que no te van a aceptar, si piensas ¿cómo voy a encontrar trabajo a mi edad?

¿Crees que estos son pensamientos motivadores?

¿Crees que después de pensar esto sobre ti mismo podrás conseguir tus sueños? Difícilmente.

Bien y ahora ¿Puedes cambiar lo que piensas hacia ti mismo?

Observa cómo te hablas, observa lo que te dices, si te dices esas cosas ¿cómo crees que es tu percepción?

Si te sientes invisible, y te dices que no eres lo suficiente ¿cómo crees que puedes ver la pantalla de la vida? Si te colocas esas gafas de invisibilidad todo lo que ocurre te hace invisible, pero solo es tu percepción.

¿Qué hacer para cambiarse las gafas?

Se trata de hacer el pensamiento consciente y liberar ese piloto automático que se activa porque lo tenemos entrenado y aprendido, si observas muchas veces eso que te dices no tiene sentido y si te lo cuestionas te darás cuenta que puedes darle la vuelta.

Se trata de entrenarlo a la inversa para que de la misma manera se instale en nuestro inconsciente y se automatice.

Lo que tú aprendiste se puede desaprender y aprender algo nuevo, de la misma manera que el cómo te hablas. Para empezar tienes que comprometerte con la única persona que puedes, "Contigo mismo" y decidir ir hacia delante.

Hasta ahora lo que te dices te ha generado tener un tipo de comportamiento, pero si tomas la decisión de empezar a hablarte de otra manera, tu comportamiento irá dirigido desde ahí.

Piensa que cuanto mejor te hables, mejor será tu percepción de la realidad, mejor será tu enfoque y mejores tu resultados.

¿Crees que merece la pena hacerlo? ¿Crees que perderías algo si lo haces? ¿Qué podrías ganar?

¿Qué vas a empezar a decirte hoy?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com