Comienza la ruta del proyecto MEDELCA junto a un pastor trashumante hasta el Pirineo

Un proyecto científico y divulgativo que pretende localizar el origen neolítico de los itinerarios pastoriles
El Gobierno de Aragón, la Universidad de Valladolid y la FECYT participan en esta iniciativa, que involucra a los habitantes de la zona

Ruta del proyecto MEDELCA con un pastor trashumante

Este lunes, 13 de junio, comienza la ruta del proyecto MEDELCA, “La Memoria del Camino: Ciencia y divulgación de las primeras rutas pecuarias neolíticas en el Pirineo”, que se desarrollará durante las próximas semanas y tiene como objetivo rememorar el camino de los pastores prehistóricos desde Selgua hasta los Baños de Benasque, en la provincia de Huesca, acompañando a un rebaño trashumante y a su pastor.

La finalidad de este recorrido científico es que el rebaño alcance los pastos de entre 1.500 y 2.000 metros de altitud a principios del verano. El rebaño pasará junto a la cueva de Els Troc, donde se llevará a cabo una nueva campaña de excavación en la segunda quincena de julio. En esta cueva, ocupada quizá por los primeros pastores trashumantes de la península ibérica, se han exhumado ya más de 20.000 restos de fauna, principalmente de oveja y cabra (más del 80% de los restos), lo que ha dado pie a los científicos a plantear que el inicio de este tipo de actividad económica tan específica, la trashumancia, se realizaba ya desde hace 7.300 años.

MEDELCA es un proyecto coordinado por el grupo de investigación que dirige el profesor de la Universidad de Valladolid (UVa) Manuel Rojo, con la participación del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, y que está cofinanciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

La labor divulgativa del proyecto se verá ampliada gracias a la grabación de una serie de documentales en colaboración con Televisión Española (TVE), que serán emitidos en el programa “La Aventura del Saber”. Estos documentales recogerán todas las actividades relativas al proyecto, que también plantea involucrar a los habitantes de la zona en la investigación, con la intención de que contribuyan a encontrar evidencias de los pastores neolíticos en sus localidades.

Además, está prevista la creación de unidades didácticas en formato digital y en formato impreso para su uso por parte de escolares y de los pobladores de todas las localidades importantes que se distribuyen a lo largo de la cañada del río Isábena, por donde discurren dichos caminos trashumantes, que en líneas generales se han mantenido durante miles de años hasta la actualidad.

Seguimiento de la ruta

Del mismo modo, toda la información relativa al proyecto podrá consultarse a través de la web www.medelca.es, ya disponible, en la que se realizará un completo seguimiento de la ruta trashumante a través de un blog y de todas las actividades complementarias, con abundantes materiales gráficos.

El proyecto tiene su origen en el conjunto de investigaciones que este equipo, compuesto no solo por científicos de la Universidad de Valladolid, sino también de centros como el Laboratorio de Arqueobiología del CSIC (Madrid), la Universidad Krems (Austria), la Universidad Autónoma de Madrid, el propio Gobierno de Aragón, y otros colaboradores como arqueólogos profesionales y doctorandos, viene desarrollando en la Cueva de Els Trocs, situada en las inmediaciones de la localidad de Bisaurri (Ribagorza), un yacimiento neolítico de unos 7.300 años de antigüedad.

La primera campaña de excavación en esta cueva se desarrolló en 2009 y contó con la financiación del Gobierno de Aragón y el Ministerio de Ciencia e Innovación, a los que se unieron en campañas sucesivas la German Research Fundation y el CSIC a través de un proyecto europeo coordinado por Leonor Peña.

Estudios genéticos de los restos de fauna

Por otro lado, a través de un convenio de colaboración suscrito entre el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón, el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el CSIC a través del Instituto de Historia y la UVa, se realizarán estudios genéticos de los restos de fauna recuperados en las campañas anteriores en la cueva.

Como recoge el acuerdo, la UVa proporcionará los restos recuperados en las intervenciones arqueológicas, el CSIC realizará los estudios necesarios para seleccionar los restos faunísticos que serán objeto de los análisis genéticos, y el CITA y el INIA se encargarán de llevar a cabo dichos análisis. Además, todos los centros se comprometen a colaborar en la investigación científica posterior así como en las publicaciones que ésta genere.