Comienza el periodo de mayor riesgo de incendios

El Gobierno de Aragón recomienda consultar y suscribirse a las prealertas sobre índices de riesgo Más del 90% de los incendios se producen en días de pralerta roja y roja+

imagenes__MG_1959_Foto_Luis_Correas_GA_6b5d41a9El 80% de los incendios se generan por causas humanas

El director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, José Ramón López Pardo, ha presentado la campaña de incendios de la presente temporada, junto al jefe de servicio de prevención y extinción de incendios, Carlos Cacho. Ambos han recordado la importancia de extremar las precauciones antes de realizar actividades desarrolladas en el campo, puesto que el 80% de los incendios que se producen en Aragón tienen como causa el factor humano. Asimismo, el Gobierno de Aragón recomienda planificar esta actividad, tanto de uso agrícola como de ocio, teniendo en cuenta los niveles de prealerta establecidos desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad. Puesto que, en los últimos quince años el 90% de la superficie forestal se ha quemado en tan solo el 1% de los incendios y todos ellos tuvieron lugar en días de prealerta rojo y rojo +.

Para consultar los niveles de prealerta, se puede visitar la página www.aragon.es en el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad o suscribirse de forma gratuita al sistema de prealertas en este mismo apartado*

Asimismo, López Pardo ha hecho hincapié en la efectividad del operativo de prevención y extinción de incendios en Aragón que se sitúa por encima de la media nacional. “El 78% de los incendios se extinguen en la fase de conato, menos de una hectárea, lo que demuestra el gran esfuerzo que se hace por mantener un operativo amplio y eficaz”.

El próximo 16 de junio la campaña de extinción de incendios de 2016 entrará en la denominada fase 3, la de máxima activación de medios disponibles, tanto en puestos fijos de vigilancia como en cuadrillas forestales y conductores de autobombas. En este periodo entrarán en funcionamiento la totalidad de los medios aéreos y terrestres que se dispongan de acuerdo con el despliegue previsto para 2016.

Esta fase terminará el 15 de septiembre, dando paso a la última de las cuatro en que se divide el año. La duración de cada una de ellas se establece en función de la estadística histórica de incendios, las necesidades de gestión actual del operativo de prevención y extinción de incendios y otro tipo de previsiones. Estas divisiones son, en cualquier caso, susceptibles de modificación en atención a la evolución del riesgo de incendios forestales o de otras necesidades.

La estrategia de 2016 del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, en todo caso, mantiene las líneas prioritarias en materia de prevención y extinción al continuar con la intervención combinada de sus medios de prevención y de otras herramientas e instrumentos de la gestión forestal. En este último caso con el objetivo de mejorar las condiciones de los bosques frente a los incendios, adecuar la disponibilidad de medios preventivos y de extinción a lo largo del año, y optimizarlos con respecto al riesgo estacional y local;

También se continúa apostando por la formación, el perfeccionamiento continuo y la especialización, así como con la estrecha vigilancia de la seguridad en todas las operaciones y la incorporación de nuevas tecnologías.

El protocolo de las diferentes fases

- FASE I: Del 1 al 31 de enero, ambos incluidos. Fase de baja activación de medios. No cuenta con cuadrillas terrestres, conductores de autobombas contratados ni puestos fijos de vigilancia. En cambio, sí está activa la cuadrilla helitransportada de Alcorisa, así como el helicóptero y tripulación asociados.

- FASE II: Del 1 de febrero al 15 de junio, ambos incluidos. Se trata de una fase de activación media de los medios de extinción, tanto de cuadrillas forestales, para la realización de actuaciones en los montes de carácter preventivo, como de conductores de autobombas y puestos fijos de vigilancia. Durante esta fase también se incorporan los helicópteros y cuadrillas helitransportadas asociadas de Ejea de los Caballeros, Peñalba y Teruel.

Se divide a su vez en dos periodos:FASE II A: Del 1 de febrero al 15 de marzo (inclusive) en el que la activación se ve reforzada en puntos especialmente sensibles a la afección de incendios con origen en quemas agrícolas o de pastos. FASE II B: Del 16 de marzo al 15 de junio, en la que los medios ya contratados pueden disfrutar de vacaciones, progresivamente y en función del riesgo, a medida que otros medios se van incorporando.

- FASE III: Del 16 de junio al 15 de septiembre, ambos incluidos. - FASE IV: Del 16 de septiembre al 31 de diciembre, ambos incluidos. Es una fase de activación baja en la que se procede a una reducción paulatina de los medios terrestres y aéreos en función de la peligrosidad previsible.

 

Composición del operativo contraincendios

Las Cortes de Aragón aprobaron para la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca un importe de aproximadamente 28 000 000 de euros de inversión para el año 2016. De éstos, las acciones principales para la prevención y lucha contra los incendios forestales suponen 23,9 millones (no se contabilizan los costes internos del departamento, tales como salarios, guardias, gasto corriente del parque móvil, instalaciones, etcétera).

Los medios que se activan en las diferentes fases consisten, básicamente, en cuadrillas de lucha contra incendios (terrestres y helitransportadas), autobombas forestales y medios aéreos, puestos de vigilancia, emisoras provinciales, maquinaria pesada (buldócer), puestos y vehículos de mando y comunicaciones y agentes para la protección de la naturaleza y personal técnico propio del Gobierno de Aragón, que realiza las funciones de dirección, gestión y coordinación de los trabajos.

Medios humanos

En cuanto a medios humanos, la Dirección General de Gestión Forestal contará este año con 1255 personas entre medios propios y el operativo contratado por la empresa pública Sarga. Su distribución funcional es la siguiente:

 
Medios humanos Unidades
Trabajadores cuadrillas terrestres  449
Trabajadores cuadrillas helitransportadas  96
Conductores Autobombas 75
Vigilantes 170
Emisoristas 12
Tripulación medios aéreos 21
Ingenieros e Ingenieros Técnicos  63
Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) 327
Conductores  25
Capataces y encargados 17
TOTAL 1.255
 

Entre los medios descritos se integra el personal funcionario y laboral del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, que asume las funciones y responsabilidades atribuidas por el Procinfo (Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales).

A estos medios se suman los aportados específicamente para la extinción de incendios forestales por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) que cuentan con Aragón como zona de actuación preferente. También, en caso de necesidad, los de la Administración local o general del Estado de amplia trascendencia: Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS, servicios de bomberos) o Unidad Militar de Emergencias (UME).

Las cuadrillas forestales (terrestres y helitransportadas) están compuestas por un grupo de entre cinco a nueve trabajadores debidamente equipados, uno de los cuales ejerce labores de jefe de cuadrilla en el período en que realizan tratamientos preventivos. Cada cuadrilla está liderada y dirigida por un Agente de Protección de la Naturaleza (APN) para su incorporación y trabajo en tareas de extinción.

El número total de cuadrillas operativas varía en función del riesgo existente a lo largo de la campaña. Así, los días centrales de la misma (Fase 3, de máxima activación de medios) la distribución de las cuadrillas es la que se resume a continuación por provincias:

 
PROVINCIA SIMPLES DOBLES HELITRANSPORTADAS
Huesca 18 1 3
Zaragoza 21 1 2
Teruel 18 3 3
ARAGON 57 5 8
 

Vehículos autobombas. Además de los vehículos propios del departamento, que, como en años anteriores, se despliegan por la comunidad autónoma, se integran en la Fase 3 nueve autobombas conveniadas con comarcas y Diputación Provincial de Teruel a través de diversos protocolos de colaboración.

Ello supondrá que en las fechas centrales de la campaña funcionarán 39 autobombas: 10 en Huesca, 10 en Zaragoza y 19 en Teruel, según los emplazamientos indicados en la relación. Estos vehículos están operados por personal propio de departamento y por personal específicamente contratado por Sarga.

Puestos de vigilancia. El despliegue se compone de un total de 80 puestos fijos en todo Aragón: 24 en Huesca, 20 en Zaragoza y 36 en Teruel, distribuidos de forma homogénea por toda la geografía aragonesa.

Se distinguen tres tipos de puestos de vigilancia, según su estructura: casetas, torres y refugios. Todos ellos constan del equipamiento necesario para la correcta detección y comunicación (mapas, emisora, brújula, prismáticos…).

 Medios aéreos. La comunidad despliega un conjunto de medios aéreos para la prevención y lucha contra los incendios forestales que constituyen un elemento indispensable para lograr una rápida llegada de los primeros medios al incendio, realizar una evaluación de su peligrosidad y posible evolución e iniciar los trabajos de ataque.

Aragón cuenta con un helicóptero activo fijo en Alcorisa, al que se incorporaron otros dos en Ejea de los Caballeros y Peñalba en los primeros meses del año, de forma que hay un helicóptero por provincia para atender los posibles incendios de la campaña invernal.

El resto de medios aéreos operados por la comunidad autónoma se incorporan con carácter general el 1 de junio (Teruel, Calamocha, Brea de Aragón, Bailo, Boltaña).

Todas las aeronaves están dotadas de equipos de seguimiento de flotas a través de GPS que permiten conocer las posiciones desde los servicios centrales, provinciales y Puesto de Mando Avanzado. En 2016, 2017 y 2018 se contará además con sistemas de captura y envío automático de imágenes en los helicópteros de coordinación y de Boltaña, Peñalba, Alcorisa, Ejea de los Caballeros y Teruel.

 

Descenso de incendios entre enero y junio

La estadística provisional de incendios forestales de Aragón del periodo enero-junio de 2016 refleja que se han producido 103 incendios forestales que han afectado a 116,37 ha, de las que 12,67 eran arboladas.

Este dato se encuentra muy por debajo de la media histórica de los últimos 10 años, que suele situarse para el periodo en 190 incendios y 350 ha. El descenso se asocia a la mayor humedad de los combustibles en el periodo invernal respecto a otros años, especialmente en los meses de febrero y marzo, o, en clara comparación con 2015, también en el mes de mayo.

De los 103 siniestros, 24 correspondieron a la provincia de Huesca, 50 a la de Zaragoza y 29 a la deTeruel. De éstos, un 99 % se han debido a causas humanas (negligencias, accidentes, incendios intencionados…), siendo las quemas agrícolas, el ferrocarril y las líneas eléctricas los mayores causantes de incendios en este periodo.

Los grupos de causas y su importancia relativa reflejan la necesidad de:

  •  Adaptar el uso del fuego a las condiciones locales (zonificación del riesgo) y estacionales (índices de riesgo diario: prealerta de incendios e índice de riesgo de uso del fuego).
  •  Continuar con los trabajos de sensibilización, divulgación e información de la población.
  • Revisar y adaptar la normativa reguladora de uso del fuego y determinados trabajos y actividades al aire libre, para incidir sobre aquellos con mayor repercusión en la frecuencia e índice de gravedad de los incendios.

 

Índices de riesgo

Existen dos tipos: prealertas de riesgo de incendio e índice de riesgo por uso del fuego.

  • La prealerta de riesgo de incendio: Se elabora diariamente en función del riesgo meteorológico, teniendo en cuenta estado de los combustibles, viento, temperatura, precipitación de los últimos días, probabilidad de tormenta, estabilidad atmosférica y otros parámetros. En la elaboración participan la delegación de Aemet (Agencia Española de Meteorología) en Aragón y la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca, utilizando las fuentes de datos oficiales al alcance de ambas.
  •  El índice clasifica el riesgo en 4 categorías, de menor a máxima o extrema: amarillo (baja), naranja (media), rojo (alta) y rojo + (leída “rojo plus”: extrema).
  • Las prealertas se difunden durante la fase de máxima activación (15 de junio a 15 de septiembre, aunque en 2016 se ha comenzado su generación el día 1 de junio) a los diferentes estamentos intervinientes en la extinción de incendios, así como a la población en general. Puede consultarse diariamente en la página web del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad. También se envía a todas las Administraciones y agentes implicados en la prevención y lucha contra incendios forestales.
  • Implica que los días de alerta rojo + se deben extremar las precauciones en cualquier trabajo o actividad al aire libre. Son días especialmente propensos a la ocurrencia de incendios forestales que se pueden consolidar, además, en los primeros momentos, como gran incendio forestal, con pocas posibilidades de lograr su extinción. Como dato orientativo, basta indicar que en 2015 un 8 % de los días del verano presentaron prealerta rojo + en algún punto de la comunidad autónoma.
  • Supone que en los días de alerta roja deben igualmente extremarse las condiciones preventivas, habida cuenta de que también en su número es reducido pero tienen una gran repercusión en la superficie total finalmente quemada.
  • Por su parte, el índice de riesgo por uso del fuego:
  • Permite la estimación del riesgo de incendio originado como consecuencia de usos del fuego previstos en la orden anual de incendios, en función de las condiciones del combustible, viento general y local, humedad relativa, etcétera.
  •  Es una  herramienta de acceso sencillo y gratuito a través de la página web del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad que clasifica los días en verdes o rojos -aptos o no aptos- y facilita la programación diaria de las actividades que requieran el uso del fuego en cualquier punto de Aragón adaptándolo al riesgo. Es especialmente útil  para el colectivo agrícola.

Cerca del 90% de la superficie quemada en el periodo invernal-primaveral se produce por usos inadecuados del fuego en días calificados como rojo. Es decir, en días en los que este índice indica que no se debería realizar dicho uso. Puede realizarse una suscripción a este índice de elaboración y remisión diaria de la misma forma que a la prealerta.

Previsiones de la campaña estival

Se afronta el inicio de campaña en una situación de estado hídrico de los combustibles vivos que es, en general, mejor que la media de los últimos años en amplias zonas del centro y norte de Aragón (especialmente en el centro del valle del Ebro y en el Somontano y prepirineo) por el retraso fenológico y por la disponibilidad hídrica de la vegetación tras a las lluvias de primavera.

Sin embargo en algunas zonas del sur de la comunidad, los índices de sequía son peores que en 2015, reflejando que la vegetación está sufriendo mayor estrés del habitual para esta época del año (valle del Turia, Maestrazgo, Mijares, Rodeno, Cuencas Mineras, Jiloca y algunas zonas del Bajo Aragón).

El comportamiento hidrológico y de entradas de olas de calor del mes de junio será crucial para determinar el estado de la vegetación durante el arranque de esta campaña, especialmente para el mes de julio. De tratarse de un comportamiento “dentro de la normalidad”, las zonas más problemáticas serán previsiblemente las de Teruel. Es factible, no obstante, que la entrada de algún frente o las tormentas de inicio de verano, en función de la distribución que tengan, puedan hacer cambiar esta situación sensiblemente.

Campaña publicitaria.

Dentro de las actividades de información y sensibilización, el departamento va a iniciar de forma inmediata una campaña a través de televisión, prensa, radio e internet mediante la emisión y publicación de anuncios, cuñas y banners.

Las piezas inciden sobre el riesgo de incendio y la adopción de medidas preventivas en las labores agrícolas (cosecha o recogida de paja, quema de restos), los trabajos de construcción y mantenimiento de infraestructuras rurales y los riesgos de actividades humanas en interfaz urbano forestal. Al mismo tiempo, en la necesidad de planificar actuaciones y medidas preventivas en entornos urbanizados, aprendiendo a convivir con el riesgo de incendio.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES A LA SOCIEDAD PARA LA PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Si te vas de excursión:

No tires colillas al suelo ni por la ventanilla del coche.

No tires basuras que puedan provocar o favorecer el incendio.

Llévatela y tírala donde corresponda.

No enciendas hogueras y lleva la comida preparada de casa.

Si ves un incendio avisa al 112.

Si te amenaza en el monte intenta bordearlo y huir rápidamente procurando no hacerlo subiendo por la montaña.

Si vives en una casa de campo o urbanización cerca del monte:

Mantén limpios los caminos y las carreteras

Las chimeneas de las casas deben tener matachispas. ·

Hay que evitar que en los jardines haya excesiva frondosidad y vegetación seca.

No tires las cenizas hasta estar seguro de que están apagadas.

Mantén limpios los tejados y las chimeneas.

Si vas a realizar trabajos agrícolas o con otro tipo de maquinaría:

Hasta el 15 de octubre están prohibidas las quemas agrícolas a menos de 400 metros del monte.

Las chispas que se producen al trabajar con las cosechadoras suponen una causa importante de incendios.

Asegura un buen mantenimiento de la maquinaria.

Realiza una pasada perimetral,

Realiza fajas avanzando en contra de la dirección del viento.

Lleva siempre extintor.

En caso de incendio, avisa rápidamente al 112. ·

En la cosecha respeta las pautas de trabajos a evitar.

Las labores con radiales, soldaduras y otra maquinaría que pueda producir chispas debe evitarse en los días de máxima alerta en las cercanías de las zonas forestales.