Cáritas pone en marcha en Fraga el proyecto “Apoyo escolar y tiempo libre”

caritasCáritas Parroquial Fraga ha puesto en marcha el proyecto “Apoyo escolar y tiempo libre”. Una iniciativa que ya está implantada con éxito en otras ciudades de la diócesis Barbastro Monzón y del resto de España y que tiene como objetivo ofrecer clases de refuerzo y apoyo escolar, combinadas con actividades de ocio y tiempo libre. Los destinatarios son niños y niñas que presenten un desfase curricular detectado por los profesionales de los centros educativos y que no tengan recursos o becas para asistir a clases de refuerzo.

El proyecto comenzaaba ayer por la tarde, por el momento, participan un total de 40 niños y niñas que han sido seleccionados desde sus propios centros educativos tras la primera evaluación del curso, la evaluación cero. Es una cifra que Cáritas espera aumentar con la incorporación de nuevos voluntarios. Por el momento son 14, “todos con cualificación y experiencia suficiente, la mayoría maestros o profesores, y tiempo libre. Tenemos también una característica común que es la inquietud social. Creemos que todavía podemos aportar muchas cosas a la sociedad”, explicaba uno de los coordinadores del proyecto, Julio Moreno.

Las clases se impartirán en grupos reducidos de entre 2 y 4 alumnos por profesor voluntario y participarán alumnos desde 3º de primaria a 2º de Educación secundaria. Las de primaria se impartirán por las tardes y por duplicado: tanto en el casco histórico como en las afueras. Las del Casco Histórico serán en las instalaciones de los antiguos juzgados y las de las afueras en el IES Ramón J. Sender. Las de secundaria se impartirán solamente en los antiguos juzgados. Maripaz Lapeña, coordinadora de la iniciativa, destacaba la colaboración de los profesionales de los centros educativos. “Han visto la importancia del proyecto y se va a actuar de acuerdo a los tutores, trabajando de forma coordinada. De hecho han sido los propios centros los que han elaborado la lista de los niños que necesitan esta ayuda”, concretaba.

Maripaz Lapeña también hacía hincapié en la importancia de este proyecto para “evitar el fracaso y el absentismo escolar, apoyar a los menores y familias e integrarlos en la vida social de la ciudad”.

Por su parte, el concejal delegado de Educación, Ricardo Alcañiz, también destacaba la importancia de implantar esta iniciativa en Fraga, “ya que no solo se centra en ofrecer clases de refuerzo escolar sino que se apuesta por mejorar el tiempo libre de los niños y por involucrar a sus familias”.

Con los 14 voluntarios de los que dispone actualmente, el proyecto puede atender a un total de 40 alumnos de primaria y secundaria, aunque hay otros que se han quedado en lista de espera. Julio Moreno animaba a personas “con formación, tiempo e inquietudes” a participar como voluntarios.

Lucía Aresté