Cambiar Aínsa ha trasladado su malestar al alcalde por la falta de información sobre la ampliación de la carretera que conecta Arcusa con Aínsa

Arcusa-Aínsa

“Algunos siguen más preocupados por responsabilizar al que denuncia que las cosas se hacen mal que a los que realmente hacen las cosas mal”

Cambiar Aínsa ha trasladado su malestar al alcalde de Aínsa por la falta de información respecto a la reunión mantenida con una parte de los vecinos de la zona del Biello Sobrarbe, la zona sur del municipio de Aínsa-Sobrarbe, para tratar el tema de la ampliación de la carretera que conecta Arcusa con Aínsa. “Nos enteramos por las redes sociales de que este encuentro había tenido lugar, un encuentro en el que por las fotografías hemos visto que ha sido de parte porque no estaban todos los vecinos afectados por esta cuestión”, señala el portavoz de Cambiar Aínsa, Urko del Campo. Por lo que ha podido conocer la formación política, durante la reunión la única referencia que se hizo a la sentencia de los tribunales fue que el fallo fue favorable a la Diputación Provincial de Huesca (DPH), por lo que depende de la voluntad de esta institución. Sin embargo, no se entró al detalle de algunas cuestiones como la denominación del tramo carretero como la A2205 por parte del juez, una decisión que entra en contradicción con los registros de la propia DPH y que haría recaer la responsabilidad directamente en el Gobierno de Aragón al ser reconocida como autonómica.

Por otro lado, cabe recordar que la sentencia aún no es firme y que algunos vecinos han presentado un recurso a esta decisión del Tribunal de Huesca, por lo que aún habrá que esperar. Del mismo modo, los servicios técnicos de la DPH se han visto obligados a realizar un estudio geotécnico en las zonas de nuevo trazado para evitar situaciones como los desmontes del tramo dos o situaciones como la ocurrida hace unos años en la A-138, entre Barbastro y Aínsa, en la que un desmonte por falta de previsión mató al hijo de uno de los constructores que había estado trabajando en la carretera. “Nos molesta que se hagan estas reuniones de parte, porque desde luego no ayudan a reducir las tensiones y los enfrentamientos entre vecinos. Además, creemos que sigue sin explicarse todo convenientemente argumentado y con todos los datos sobre la mesa. Desde Cambiar Aínsa hemos documentado las irregularidades y carencias que tiene el proyecto, la falta de informes que avalen su viabilidad y la seguridad de la infraestructura, la inseguridad jurídica de los servicios afectados por los vecinos y algunos siguen más preocupados por responsabilizar al que denuncia que las cosas se hacen mal que a los que realmente hacen las cosas mal”, comenta Del Campo aludiendo a las declaraciones del Alcalde en Radio Sobrarbe sobre la preocupación de que algún vecino presente nuevas denuncias y retrase aún más la ejecución del proyecto.

El Ayuntamiento, tras las críticas recibidas por este grupo respecto de las irregularidades que se desprendían de este proyecto, viene explorando alternativas al trazado original, aunque parece estancado, y la DPH ya está iniciando los trámites para implementar el tramo desde el puente del Ena hasta la entrada de Guaso, un tramo en el que no hay más discusión que la que ya hubo en su día con la partición en varios tramos para saltarse el estudio de impacto ambiental. “Todos queremos la carretera porque las infraestructuras son vitales en la vertebración del territorio, pero queremos que se hagan las cosas bien y cuidando tanto la seguridad vial de los conductores como la seguridad jurídica de los vecinos afectados. No se pueden hacer las cosas a cualquier costa. Recordemos que en los tramos de la nueva carretera ya ha habido varios accidentes debido, por ejemplo, a gravilla suelta, entre otras cosas porque las últimas capas de fijación del asfalto no se han realizado”, explica el portavoz de Cambiar Aínsa. Por el momento, se han iniciado los trámites de expropiación de terrenos para comenzar con el tramo entre el puente del Ena y Guaso, pero el resto del tramo tres deberá esperar a una sentencia firme por parte de los juzgados y a las negociaciones sobre los posibles trazados que puedan darse.