Buen balance de las 15ª Jornadas Técnicas y Feria de Bioconstrucción en Aínsa

Con un marcado acento local, las 15ª Jornadas Técnicas y Feria de Bioconstrucción que acaban de celebrarse de los días 18 al 20 de mayo en Aínsa (Huesca-España), han sido una magnífica ocasión para poner sobre la mesa el papel que la bioconstrucción puede y debe jugar ante las causas de las múltiples presiones a las que está sometido nuestro planeta.

Las experiencias de las personas responsables de algunos proyectos locales e internacionales vinculados a la gestión directa de aspectos como la energía, el agua o la alimentación sirvieron para abrir estas Jornadas.

Ante un grupo de unas 70 personas, el arquitecto Iñaki Urkía, conocido pionero de la construcción con fardos de paja y las tecnologías apropiadas en España, mostró a través de algunos de sus trabajos las posibilidades que las técnicas de bajo impacto ambiental pueden aportar en los proyectos de bioconstrucción.

Por su parte, Marga Mediavilla e Íñigo Capellán, del Grupo de Energía de la Universidad de Valladolid (España), dejaron patente que sólo las estrategias que contemplen tanto los recursos, la economía y la política, como las ideas y la tecnología son una alternativa real al sistema actual. La simulación de distintos escenarios mediante una aplicación informática basada en la dinámica de sistemas dejó patente que más allá de los aspectos tecnológicos, la clave de la transición hacia modelos más conscientes con los límites de la integridad de la biosfera está en los cambios sociales.

Un concurrido taller de hornos solares a cargo de Juan Bello, un arquitecto técnico apasionado por la divulgación de la bioconstrucción, permitió al público asistente acercarse de un modo didáctico a las bases físicas del aprovechamiento de la energía solar.

La visita a una pequeña edificación octogonal de cubierta recíproca levantada sobre muros de fardos de paja y revocada con barro, resultado de la colaboración de la Universidad de Zaragoza y el IEB en el Curso de Verano del año pasado, cerró las Jornadas con la mirada puesta ya en la próxima edición.