Binéfar dispondrá de la primera planta municipal de compostaje FORM y de restos vegetales en Aragón

El proyecto para la instalación de una planta de tratamiento exclusivo de fracción orgánica de residuo municipal (FORM) y de restos vegetales en Binéfar ha recibido una subvención por parte del Ministerio de Transición Ecológica de 422.849 euros, sobre un presupuesto total de 670.781,59 euros, dentro de los planes de impulso al medio ambiente (PIMA). Las áreas de Desarrollo Sostenible (Medio Ambiente) y de Urbanismo, que han colaborado en este proyecto, consideran un importante espaldarazo esta ayuda para la que será la primera planta de tratamiento exclusivo de materia orgánica de Aragón.

Los concejales Daniel Isábal (izda) y José María Isábal (dcha) en el punto de compostaje del barrio Tejerías

“Cuando comenzamos a gobernar, teníamos claro que había que apostar por la recogida selectiva de materia orgánica y el ministerio nos ha dado la razón”, comentaba el concejal de Urbanismo, Daniel Isábal. Además de la subvención para la construcción de la planta de compostaje, el Ayuntamiento también ha recibido una ayuda de 8.512 euros para la implantación de la campaña de promoción de la recogida de la fracción de materia orgánica. “Esperamos que esta subvención también nos ayude a fomentar el comportamiento ambiental responsable de los y las ciudadanas, para hacer Binéfar más sostenible”, añade Daniel Isábal.

La instalación, que se ubicará en un emplazamiento cercano al polígono industrial y ocupará una superficie total de 1750 metros cuadrados, podrá albergar un total de 910 toneladas/año, que se compondrán de 750 toneladas para la fracción de biorresiduos municipal y de 160 toneladas de restos vegetales municipales. Este proyecto permitirá a Binéfar, además de ser pionero en Aragón, dar cumplimiento a la propuesta de modificación de la Ley 22/2011 de residuos, en cuanto a la obligatoriedad de la recogida separada de los biorresiduos municipales, para municipios de más de 5.000 habitantes a partir de 2020.

“Todo un gran espaldarazo del Gobierno Central al compromiso ambiental del Ayuntamiento de Binéfar.  Se trata de un proyecto vanguardista e innovador que tiene como objetivo valorizar nuestros residuos orgánicos urbanos a través de su transformación en fertilizante agrícola. Un proyecto que, sumado a otros ya ejecutados y otros que han de venir en materia energética, agroecológica y social, colocan a Binéfar como referente aragonés de municipio en transición”, explicaba el concejal de Desarrollo Sostenible, José María Isábal. Este edil también destacaba que “la asignación supone casi una cuarta parte del total de la partida destinada a estos proyectos por parte del ministerio para todo el Estado en el presente ejercicio”.