Beneficios del té con respecto a ciertas enfermedades

Enfermedades como el Vitiligo pueden ser tratadas gracias a las propiedades antioxidantes de los mismos.

El té es uno de los elementos más saludables y naturales de los que dispone el ser humano, con grandes beneficios y aportaciones a tu salud, por lo que incluirlo en tu dieta habitual es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Se trata de un producto alimenticio muy barato y accesible para todos ya que es posible adquirirlo en cualquier tienda online específica como aromas de té o supermercado al uso.

vitiligo

Además, existen gran cantidad de variantes, todos ellos con su sabor peculiar así como propiedades específicas para adaptarse así mejor a todo tipo de gustos, a saber:

Beneficios del té rojo: Comúnmente conocido gracias a sus propiedades depurativas y adelgazantes, se trata de una variedad de té con efectos muy positivos como por ejemplo reducir el estrés o mejorar un estado de depresión leve ya que afecta de forma positiva también en nuestro estado de ánimo.

Ventajas que presenta el té negro: Esta modalidad es muy popular en Inglaterra, y presenta propiedades beneficiosas tales como las estimulantes y antioxidantes ya vistas en otras modalidades de té, pero destaca sobre todo por su ayuda ante los problemas gástricos al ser también astringente.

Té verde: Las propiedades características de esta modalidad de té son sus beneficios a nivel estimulante y diurético, aunque no son las únicas. Es junto al té rojo el más conocido y para una gran mayoría de personas el que mejor sabor de todos ofrece.

El té verde ayuda al sistema inmunológico y gracias a que tiene gran cantidad de propiedades antioxidantes. De hecho, gracias a esto es uno de los remedios caseros más efectivos para el vitiligo, una extraña enfermedad que ataca a los melanocitos de la piel, causando manchas o parches de un color totalmente distinto al habitual en la misma.

OTROS TRATAMIENTOS EFICACES PARA CURAR EL VITILIGO

Además de los beneficios que pueda aportar el té, y por si el efecto que éste cause no es suficiente como para mitigar los síntomas del Vitiligo, es recomendable ver algunas alternativas con las cuáles enfrentar esta enfermedad.

Injertar piel: Se trata básicamente de tomar otras zonas donantes de tu cuerpo donde la enfermedad no haya hecho efecto para implantarlas en lugares en los que sí se vean afectados, volviendo así a la normalidad. Este procedimiento deberá de ser aprobado tanto por un cirujano como por un dermatólogo para evitar así cualquier imprevisto.

Utilizar la fototerapia: Una técnica utilizada para el tratamiento de gran cantidad de enfermedades, esta incluída. Debe de realizarse con sumo cuidado y bajo la supervisión de un dermatólogo ya que se efectúa a base de rayos ultravioleta, precisamente uno de los factores que más afectan a las personas que padecen de vitiligo.

Curar el vitiligo con láser: Mediante técnicas láser se puede reemplazar la pigmentación del tejido perdida, siendo esta opción bastante eficaz y debiendo a veces de realizarse en varias sesiones, sobre todo dependiendo de lo mucho que haya avanzado la enfermedad del vitiligo.

 

  • Optar por la despigmentación total de la piel cuando la situación es muy grave y prácticamente toda se ha visto damnificada es también una opción viable, pero recuerda que en ese estado, los rayos de luz del sol son más peligrosos aún si cabe, por lo que deberás usar protección para cuidarte y no sufrir así posteriormente problemas más graves de salud.

 

  • Utilizar maquillaje para enmascarar las zonas más afectadas por la enfermedad es también una opción, pero no supone un remedio verdaderamente efectivo a largo plazo, debiendo de ser además un proceso concienzudo sobre todo en aquellas zonas más graves si no quieres que se note.

En la web vitiligocura.net podrás encontrar más información al respecto, así como otros remedios y alternativas efectivas que poner en práctica si padeces de esta enfermedad.