Beneficios de la leche sin lactosa

raspberry-1293616_640La lactosa es un azúcar que esta presente en las leches de origen animal. Su contenido en azúcar puede variar según su procedencia, pero en estos casos la lactosa sigue estando presente a no ser que haya sido eliminada tras un proceso químico, que debería aparecer siempre impreso en la etiqueta.

Hoy en día hay muchas personas intolerantes a la lactosa y deben eliminar este componente de su alimentación, deben tomar productos elaborados sin este azúcar.

La leche sin lactosa es igual que la leche normal, tiene los mismos minerales, vitaminas, proteínas y enzimas. Alimenta y nutre igual que la otra, por eso si estás a dieta deberás comprarla también descremada,  desnatada o baja en grasas.

Características de la leche sin lactosa:

  • Ayuda a reducir el peso: se debe a que las propiedades de la leche de vaca se mantienen intactas, pero en esta, la presencia de estas es muy breve.
  • Fortalece los huesos: el calcio, el fósforo y la vitamina son unos buenos aliados de los huesos, por esa razón la leche es una bebida muy recomendada para los niños.
  • Regula la presión arterial: gracias a la combinación de los diferentes minerales que contiene, cuida de que la presión arterial no sea muy elevada.
  • Protege nuestro corazón: la presencia de vitaminas del grupo B ayudan a que se produzcan nuevos glóbulos rojos que facilitan el paso de la sangre a través de las venas y arterias.
  • Cuida de la piel: uno de sus muchos beneficios de la leche deslactosada es que contiene bastante vitamina A y C.
  • Mantiene sano el cerebro: al ser rico en fósforo , permite que nuestro cerebro tenga la cantidad suficiente para desarrollar las funciones correctamente.
  • Fortalece el sistema inmunológico: es muy rica en vitamina C, esta vitamina fortalece el sistema inmunológico de nuestro organismo previniendo que podamos contraer alguna enfermedad por culpa de alguna bacteria o virus que pueda entrar en nuestro cuerpo.
  • Cuida y protege la visión: al ser rica en vitamina A,  cuida de nuestra visión y ayuda a que no se deteriore con el paso del tiempo.