Azlor reforma una vivienda municipal para atraer nuevos vecinos a la localidad

El Ayuntamiento de Azlor dispondrá en aproximadamente un mes de una nueva vivienda municipal que se destinará al alquiler, con el objetivo de atraer nuevos vecinos. La reforma del piso, situado en la última planta de la casa consistorial se lleva a cabo con una subvención de 30.000 euros concedida por la Diputación Provincial de Huesca, a través de una de las líneas en la que se trabaja para fijar población en el medio rural.

La alcaldesa, Maribel de Pablo, explica que antiguamente este piso servía de vivienda para el médico, “pero después de 40 años estaba obsoleto”. Hace dos semanas comenzaron los trabajos para actualizarlo y acabar de amueblarlo, dado que ya dispone de parte del mobiliario necesario para entrar a vivir y la cocina también está equipada con electrodomésticos.

Dispone de 3 dormitorios, salón-comedor con la cocina integrada, un baño y un cuarto de lavado. Aunque el Ayuntamiento todavía no ha fijado el precio de arrendamiento, será similar al que pagan los inquilinos de las tres viviendas municipales que ya tienen alquiladas: 180 euros por cada uno de los dos apartamentos y 220 por el piso más grande.

Estos tres alojamientos, ubicados en las antiguas escuelas de la localidad, están completos y la alcaldesa afirma que ya han recibido solicitudes para ocupar el que ahora se está reformando. “Si tuviéramos más, también se alquilarían por la gran actividad que genera la sierra de Guara”, explica.

Pero el Consistorio carece de suelo para construir y “es complicado que los propietarios alquilen sus casas porque las suelen usar como segundas residencias”, por lo que la única opción es actuar en inmuebles municipales. En este sentido, De Pablo señala que también quieren aprovechar las posibilidades que ofrece Casa Barón, un edificio antiguo parcialmente rehabilitado: “Allí podrían salir 5 o 6 viviendas y la intención es ir acondicionando al menos una cada año, a través de las ayudas de la DPH, para destinarlas a nuevos pobladores”.

Recuerda que hace 15 años Azlor tenía 133 habitantes y en la actualidad son 153, lo que supone un incremento de un 15% en este periodo. “Va llegando gente, pero no todos se quedan”, afirma.

Uno de los ‘Pueblos Vivos’ del Somontano

Azlor es uno de los doce municipios de la comarca del Somontano (junto con Abiego, Alquézar, Azara, Castejón del Puente, Castillazuelo, El Grado, Estadilla, Laluenga, Peraltilla, Pozán de Vero y Salas Altas) que participa en el proyecto ‘Pueblos Vivos’, un conjunto de actuaciones para contribuir a frenar la despoblación y potenciar la llegada de nuevos vecinos a zonas rurales de Aragón. Entre otros servicios, se ofrece información, orientación y acompañamiento a cargo de equipos de técnicos y colaboradores, así como un registro de viviendas disponibles para alquilar.

Además de esta comarca, donde lo impulsa el Centro de Desarrollo del Somontano, el plan piloto, que se puso en marcha en 2016 y continúa hasta este año, se desarrolla en las Cinco Villas (Zaragoza) y en los territorios turolenses de Gúdar-Javalambre y Maestrazgo. Este proyecto de cooperación entre Grupos de Acción Local que gestionan ayudas Leader del Programa de Desarrollo Rural de Aragón está financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y el Gobierno Aragonés.

TagsAzlor