ASAJA ARAGÓN defiende en Bruselas la necesidad de corregir la propuesta de reforma de la política agrícola común del comisario Hogan

Los principales problemas que afectan al medio rural aragonés fueron el eje de trabajo de la delegación de Asaja Aragón, que encabezada por su secretario general Ángel Samper mantuvo numerosos encuentros con europarlamentarios, DG Agri, Representación Permanente de España ante la Unión Europea y Oficina del Gobierno de Aragón en Bruselas.

Despoblación y desequilibrios territoriales; ganadería extensiva, pastos, lobo; regadíos; fruta de hueso; presupuesto de Aragón, desviaciones del presupuesto; Política Agrícola Común; glifosato; maíz fueron los temas tratados en tres de intenso trabajo, en los que se ha trasladado a las instituciones europeas la necesidad de garantizar una vida digna al medio rural, así como la imperiosa necesidad de mantener las actividades agrarias y ganaderas cada una con sus necesidades específicas en cuanto a aprovechamientos tradicionales y nuevas herramientas tecnológicas.

La próxima reforma de la Política Agrícola Común, junto con la propuesta del presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2020-2027 constituyen una de las principales preocupaciones del sector agrario europeo y aragonés. Desde Asaja Aragón se trasladó a las distintas instituciones la necesidad de modificar las propuestas del comisario Hogan, que en palabras de Ángel Samper “se trata de una propuesta inaceptable, que afecta al carácter común de la PAC y que añade complejidad administrativa. La nueva arquitectura medioambiental, que restará eficiencia a la actividad en las explotaciones agrícolas y ganaderas”.

Continua Samper “los objetivos planteados para la PAC, mejora de la competitividad, apoyo a la renta y resilencia de las explotaciones, alimentación y salud, empleo y crecimiento de las zonas rurales, jóvenes, biodiversidad, sostenibilidad, mitigación y cambio climático y cadena alimentaria, son objetivos que compartimos y en los que tenemos que luchar, pero desde una unidad de actuación, por lo que consideramos que los Planes Estratégicos a elaborar por el Estado Miembro deben ser nacionales. Valoramos positivamente que se defienda la utilidad del primer pilar como apoyo a la renta y al asentamiento del medio rural”.

Finaliza Samper “como ya defendimos desde nuestra organización nacional debemos luchar por una PAC al servicio de los agricultores y ganaderos con un presupuesto fuerte que garantice que se cumplen con todos los objetivos”.