Aragón contribuye a la reintroducción del quebrantahuesos en la Cordillera Cantábrica con cinco nuevos pollos

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de Asturias visita el Centro de Cría del Quebrantahuesos en Aislamiento Humano

Aragón continúa desempeñando un papel fundamental en el proceso de reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa. La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de Asturias, María Jesús Álvarez, y el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, han comprobado in situ la labor que desde el Centro de Cría del Quebrantahuesos en Aislamiento Humano (CRIAH) se realiza para la reintroducción de la especie y donde han visitado a los cinco pollos de quebrantahuesos que se espera sean liberados a lo largo de este año en los Picos de Europa.

Una especie que hace 50 años estuvo presente en todos los macizos montañosos de la Península Ibérica, pero en la actualidad sólo posee una población reproductora en los Pirineos de Aragón, Navarra y Cataluña. Esta situación llevó al animal a ser catalogado como especie en peligro de extinción en todo el país y a promover acciones para la recuperación de sus poblaciones silvestres.

En la actualidad, gracias al Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón coordinado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos y el Gobierno de Aragón se ha conseguido duplicar la población de la especie en el Pirineo aragonés, pasando de 39 parejas reproductoras en 1994, a las 90 parejas que hoy en día pueblan las cumbres pirenaicas.

La intención es trasladar este modelo de reintroducción a la Cordillera Cantábrica a partir de la cesión de ejemplares recuperados en situación de riesgo en el Pirineo aragonés. Para ello existe un acuerdo de colaboración entre los gobiernos de Aragón, Asturias, Cantabria y Castilla y León, en el marco del proyecto LIFE+ Red Quebrantahuesos, que ha comenzado a dar sus frutos con el asentamiento de una pareja reproductora en los Picos de Europa después de 50 años sin presencia en la cordillera.

La consejera asturiana ha señalado que “el programa no solo contribuye a la conservación de nuestra biodiversidad sino que tienen un componente de desarrollo rural muy importante, sirve para la recuperación del entorno, supone nuevas formas de actividad económica y contribuye a un turismo sostenible”.

Por su parte, Olona se mostraba satisfecho por la contribución que desde Aragón se hace al proyecto y sobre todo por tratarse de un “programa de cooperación” entre dos comunidades autónomas. “Este hecho abre nuevas líneas de trabajo en el ámbito de la biodiversidad enmarcándola en el desarrollo rural, Aragón y Asturias son dos comunidades que comparten una misma vocación por el desarrollo rural a pesar de contar con geografías diferentes”, ha añadido.

La pareja reproductora de quebrantahuesos asentada en Picos de Europa comenzó su primer intento de cría en el mes de diciembre que comenzó a construir el nido y aunque la puesta se produjo un mes después no prosperó, lo que es bastante habitual en una pareja primeriza.

Hasta la fecha y gracias a este programa de colaboración entre las diferentes comunidades autónomas, que es ya una referencia de ámbito nacional y europeo, se han recuperado, criado y liberado en los Picos de Europa 13 ejemplares de quebrantahuesos. A lo largo de 2017 se quieren liberar 5 pollos, que son los que ahora se están criando en el CRIAH y la intención es continuar al menos hasta el próximo año con la reintroducción desde Aragón.

Asimismo, Red Eléctrica de España también colabora en la conservación de la especie y el año pasado realizó las obras de mejora del Centro de Cría del Quebrantahuesos en Aislamiento Humano, que han consistido en la impermeabilización de la cubierta, el saneamiento de las dependencias interiores y la mejora del equipo eléctrico y de ventilación, con una contribución económica de 30.000 euros.