Airways Aviation amplía su escuela de pilotos en el aeropuerto Huesca Pirineos

aeropuerto 3La escuela de pilotos Airways Aviation ha inaugurado hoy sus nuevas instalaciones en el aeropuerto Huesca Pirineos con la previsión de formar a 400 pilotos para líneas comerciales en los próximos 5 años.

Se han remodelado varios edificios en desuso del aeropuerto para convertirlos  en la sede de operaciones de esta empresa británica y en las aulas de los alumnos, procedentes en su mayoría de Oriente Medio y Reino Unido. Desde que en 2015 Airways Aviation firmó un convenio por cinco años con el Gobierno de Aragón para instalarse en el aeropuerto oscense, 50 alumnos han pasado por el centro para sacarse la licencia de piloto.

En estos momentos  hay 16 haciendo la instrucción y se espera que al finalizar el convenio se hayan formado hasta 400. Una “importante previsión de crecimiento” que ha destacado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro. El mismo confía que la puesta en marcha de estas nuevas instalaciones suponga un “revulsivo” para “revitalizar” el resto del aeropuerto.

El edificio remodelado, uno de los antiguos talleres, cuenta  entre otros con un aula para 30 personas, biblioteca, salas para reunirse con el instructor, simulador, zona de planificación, así como una zona de descanso con cafetería y cocina. La intención de la empresa pasa por seguir ampliando instalaciones de cara al futuro.

aeropuerto 2El alcalde de Huesca, Luis Felipe, también considera “fundamental” que la administración central siga garantizando la inversión en el aeropuerto oscense ya que éste puede convertirse en un “referente en la formación de pilotos a nivel nacional”.

En este acto de inauguración la directora del aeropuerto, Miriam Lasso, ha agradecido a Airways Aviation su apuesta por el aeropuerto Huesca-Pirineos para realizar su actividad. Ha destacado también que gracias a la instalación de Airways Aviation ha aumentado considerablemente el número de operaciones.

Hasta el momento, el proyecto ha contado con una inversión de 350.000 euros, de los que el Gobierno aragonés ha aportado 175.000, aunque el compromiso inversor asciende a un total de 700.000 euros, cantidad que no recoge el coste del simulador de vuelo.

Patricia Laliena