Ahora

¡Buenos días!

¿De qué te has dado cuenta cuando haces consciente tu respiración?

Observa la cantidad de beneficios que tiene tu respiración.

Nuestros cuerpos están en continuo movimiento, intercambio de materia y energía con el medio. Una de las formas en que se produce es a través de la respiración. Liberamos toxinas con la expiración y lo renovamos con la inspiración.

Desde el momento en que nacemos hasta que dejamos este mundo, respiramos, como ves no soy ningún gurú, no he inventado nada. Pero si observamos no siempre respiramos de la misma manera. Dependiendo del ejercicio que estemos realizando, de la experiencia que estemos viviendo, así respiramos; pero también nuestras emociones alteran nuestra respiración.

Observa ¿Cómo respiras cuando estás a punto de ir a dormir; cuando te enfadas; cuando te ríes, cuando haces el amor; cuando vas a hacer un examen o entrevista de trabajo?

La respiración funciona automáticamente, no tenemos que preocuparnos de respirar; es decir, podemos tranquilamente leer un libro y no tenemos que prestar atención ni mandar una orden al cerebro de respirar.

Cuando controlamos la respiración nos hace estar más conscientes, más vivos.

Cómo cambia continuamente, nos puede ayudar a sentirnos más cómodos y tranquilos en algunas experiencias.

Comprendiendo como la respiración interviene en las emociones podemos aprender también a  modificar nuestras emociones a través de la respiración.

¿Cómo la podemos observar?

Observa la entrada y salida del aire de tu cuerpo, observa las aletas de tu nariz al respirar, las paredes de tu nariz, siente la sensación que produce la entrada y salida del aire en sus paredes, observa como sube o baja tu pecho o abdomen de forma rítmica.

¿Te has dado cuenta de algo?

¿Qué podrías hacer por ti hoy?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com