Adelpa acuerda convocar Asamblea extraordinaria ante las repetidas agresiones por diferentes administraciones al territorio pirenaico

Adelpa_Ejecutiva_convocatoriaasambleaLa convocatoria se ha fijado para el próximo día 20 de mayo, a las 18:30 horas, en el salón de actos de la Diputación Provincial de Huesca.

Los miembros de la Ejecutiva de la Asociación han coincidido en calificar la combinación de los factores tratados en la reunión de hoy como “un nuevo enfoque que se están inventando las diferentes administraciones para dejar sin habitantes el Pirineo”.

La Comisión Ejecutiva de ADELPA se ha reunido hoy en la capital altoaragonesa para proponer la celebración de una Asamblea extraordinaria de todos los socios de la entidad -más de un centenar de entidades locales del Pirineo- ante la difícil situación que viven los ayuntamientos y el territorio en diversos frentes. La convocatoria se ha fijado para el próximo día 20 de mayo, a las 18:30 horas, en el salón de actos de la Diputación Provincial de Huesca.

Por una parte, la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés se ha visto obligada a recurrir una parte del Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro al haber eliminado el Gobierno central la restitución territorial a las zonas afectadas por infraestructuras hidroeléctricas que, por primera vez, había quedado reconocida en el anterior Plan hidrológico.

Simultáneamente el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, ha iniciado una campaña para sancionar a los ayuntamientos del Pirineo por el vertido de sus aguas residuales sin depurar al dominio público hidráulico, olvidando que el propio Ejecutivo Central declaró en su día la depuración de los núcleos pirenaicos de interés general y asumiendo, por tanto, la obligación de financiar y ejecutar estas infraestructuras.

ADELPA quiere exigir al Ministerio la ejecución de las infraestructuras de depuración declaradas de interés general y el archivo de todos los expedientes sancionadores iniciados, porque según el presidente de la Asociación, Pablo Castán, ”los ayuntamientos son los primeros interesados en tener los ríos limpios y no tienen responsabilidad alguna en la falta de depuración de sus aguas”.

Otro de los temas que está significando una auténtica crisis para los ayuntamientos y el territorio pirenaico en general es la situación de la ganadería en esta zona de montaña. A este respecto, Pablo Castán señala que “el ritmo de desaparición de las explotaciones ganaderas en el Pirineo aragonés es de más de 500 cada diez años” y alerta que con la progresión actual “en veinte años no nos quedará sector primario”.

En la Asamblea del 20 de mayo se tratarán las medidas que, con urgencia, debe adoptar el Gobierno de Aragón para paliar esta situación, dando además cumplimiento a las vigentes Directrices parciales de ordenación territorial del Pirineo que se aprobaron en el año 2005 y cuya implementación en el apartado de la agricultura y la ganadería del Pirineo hasta el momento ha sido nula, tal como hoy han calificado la veintena de miembros de la Ejecutiva de ADELPA que han estado en la reunión.

En este sentido, la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés va a exigir que se adapte el Programa de Desarrollo Rural de Aragón para dar cumplimiento a las citadas directrices, además de solicitar la modificación del Decreto 94/2009 de las Directrices sectoriales sobre actividades e instalaciones ganaderas para hacer acordes las distancias y requisitos que contempla a la realidad de un territorio de montaña como es el Pirineo.

Por último, el Gobierno autonómico tiene que acabar de forma urgente con el ataque contra la ganadería del Pirineo que supone la drástica reducción de las zonas de pasto reconocidas para el cobro de la PAC en el Pirineo. Todo ello como consecuencia de la aplicación de un sistema informatizado para el que, indica el Presidente de ADELPA, “no se ha realizado la labor de campo correspondiente para verificar la existencia de los pastos que realmente se encuentran en la zona pirenaica”, manifiesta Castán, quien ante esta situación lamenta que “los ganaderos se están viendo obligados a arrendar pastos de forma ficticia en otros territorios, mientras que su ganado va a seguir pastando donde lo ha hecho toda la vida”.

Como han coincidido en su apreciación todos los miembros de la Ejecutiva, la combinación de estos factores supone “un nuevo enfoque que se están inventando las diferentes administraciones –en referencia a la autonómica y central- para dejar sin habitantes el Pirineo”.