A lo largo del fin de semana se han llevado a cabo un total de 6 rescates

El pasado día 28 hubo 3 intervenciones, la primera de ella en la vía de escalada de Camile en Ansó, donde un escalador había sufrido una lesión en el hombro, se dirigieron al lugar SEREIM de Jaca, helicóptero de Guardia Civil de Huesca y médico 061, tras localizar al herido un varón de 35 años se procedió a su extracción de la pared y a su traslado hasta el hospital de Jaca.
Sobre las 17’30 horas se recibió nuevo a aviso en la central 062 informando que había una persona enriscada en el Pico Bernatuara, término municipal de Torla, facilitando unas coordenadas, se dirigen al lugar GREIM de Boltaña, helicóptero de la Unidad Aérea y médico de 061, quienes tras localizar a un varón de 45 años vecino de Huesca fue trasladado hasta el parking de Bujaruelo.
En torno a las 17’40 horas horas se recibió aviso de que una senderista que se encontraba en la zona de la senda de Basacol, Alquezar, había sufrido una torcedura de tobillo y no podía continuar, se dirigen al lugar EREIM de Huesca en vehículo oficial y tras tener la posición exacta de la herida gracias a una aplicación móvil es localizada, se le inmoviliza la pierna y se traslada en vehículo oficial hasta la carretera donde esperaba una ambulancia que la trasladó al Hospital de Barbastro. Se trata de una mujer de 49 años vecina de Barbastro.
El domingo día 29 hubo otras tres intervenciones, la primera a las 11 horas se comunica a la central 062 de la Guardia Civil que un ciudadano francés de 27 años y que viajaba solo, debería haber regresado a su domicilio la noche del día 28, tras realizar una actividad en la zona de Bielsa, y no lo había hecho, el GREIM de Boltaña realizó gestiones con los posibles refugios donde pudiera haber pernoctado y no localizarlo, se recorre con el helicóptero de la Unidad Aérea la zona del Collado de Añisclo, siendo localizado ileso cerca del refugio de Pineta sobre las 16’20 horas.
IMG_5717A las 16’20 horas se recibe una llamada informando que una pareja se había desorientado mientras hacía una ruta desde Lanuza, tras mantener una llamada telefónica personal de EREIM de Panticosa con los extraviados consigue hacerle indicaciones para llegar a una pista, donde los componentes de montaña llegan con vehículo oficial y localizan ilesos a un hombre de 41 años y una mujer de 42, ambos vecinos de Zaragoza, y los trasladan hasta Lanuza.
A las 18’10 horas se recibió un aviso de dos ciudadanos franceses que se encontraban en las proximidades del Pico Culebres, Benasque, y que no podían descender ya que no tenían ni el material ni los conocimientos adecuados, se dirigen al lugar miembros del GREIM de Benasque en vehículo oficial y posteriormente a pie hasta que sobre las 21 horas entablan contacto visual con los montañeros en una zona de difícil acceso debido a la falta de visibilidad y la cantidad de nieve helada que había.
Una vez junto a la pareja que se encuentran con principios de hipotermia y muy asustados, los especialistas les abrigan con sus ropas para que entraran en calor y examinan la zona para buscar una forma segura de descenso, teniendo que atar en cuerda corta a los montañeros y lentamente consiguen descender hasta el camino menos expuesto que los llevó hasta los vehículos aparcados en el Refugio de Coronas en el Valle de Ballibierna, llegando a ese lugar a las dos y media de la madrugada. Se trataba de una mujer de 54 años y un varón de 19 años, ambos franceses.